El lanzamisil AGM-176 Griffin estaba desactivado (@TSAmedia_LisaF)
El lanzamisil AGM-176 Griffin estaba desactivado (@TSAmedia_LisaF)

Agentes de seguridad estadounidenses confiscaron el lunes en un aeropuerto del área de Washington un lanzamisiles hallado en el equipaje de un ciudadano de Texas, que aseguró que se trataba de un recuerdo de Kuwait.

El arma fue encontrada por la mañana en el aeropuerto internacional Thurgood Marshall Baltimore/Washington, tuiteó Lisa Farbstein, portavoz de la agencia estadounidense de seguridad en el transporte (TSA).

El "hombre dijo que la traía desde Kuwait como un recuerdo. ¡Tal vez debería haber elegido un llavero en su lugar!", escribió

El arma fue confiscada y se dispuso su eliminación en forma segura (AP)
El arma fue confiscada y se dispuso su eliminación en forma segura (AP)

El pasajero, un ciudadano de Jacksonville, en Texas, dijo a los oficiales que era "un militar en activo", indicó la TSA en un comunicado.

Las fuerzas armadas de Estados Unidos mantienen numerosas bases en Kuwait, país sobre el Golfo Pérsico desde donde operaron buena parte de las tropas que intervinieron en las dos Guerras del Golfo en 1991 y 2003.

No había trascendido exactamente de dónde provenían el hombre y su lanzamisil desactivado, sin embargo.

"Por suerte el objeto no era funcional. Fue confiscado y entregado al jefe de bomberos estatal para su eliminación segura. Se permitió al hombre subir a bordo de su vuelo", explicó la TSA.

El mensaje de la portavoz incluye imágenes de lo que parece ser un lanzador de misiles AGM-176 Griffin que, según su fabricante, Raytheon, es "un arma precisa" que produce "daños colaterales bajos".

La TSA recordó que no se podían llevar "armas militares" en los aviones, ni siquiera réplicas o desactivadas, tanto en el equipaje que va en bodega como el que se lleva en cabina, y especialmente luego del ataque terrorista contra las Torres Gemelas en Nueva York ocurrido el 11 de septiembre de 2001.

De hecho, el episodio con el lanzamisil AGM-176 Griffin no fue el único registrado por la TSA el fin de semana, ni siquiera el más peligroso.

El sábado, por ejemplo, se confiscó una replica realista y en tamaño real de un granada en el aeropuerto de Newark. Su dueño fue interrogado por la policía y se constató rápidamente que el arma no era real, por lo que se le permitió abordar el avión.

Mucho más dramático, el domingo la TSA halló una pistola cargada en la cartera de una mujer en el Aeropuerto Yeager de Virginia Occidental. La dueña del arma dijo que había olvidado que la tenía encima.

Y el lunes, el mismo día del hallazgo del lanzamisil, otra pistola cargada fue confiscada en el Aeropuerto de Pittsburgh, la número 23 en lo que va del año.

Con información de AFP y AP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: