El sujeto que abrió fuego en un festival gastronómico de California, matando a tres personas e hiriendo a otras 12, fue identificado este lunes como Santino William Legan, un joven que había subido una foto del evento y realizado comentarios discriminatorios.

El individuo parecía disparar al azar poco después de las 17:30 el domingo, al final de un festival de tres días que atrae a más de 100.000 personas a la localidad de Gilroy, conocida como "La Capital Mundial del Ajo".

Varios agentes localizaron al presunto autor de los disparos y lo abatieron a tiros "en menos de un minuto", dijo Scot Smithee, el jefe de la policía de Gilroy.

El autor de la matanza compartió una foto del festival poco antes del crimen. Se desconoce si la imagen fue captada en la misma jornada o en alguna de las dos previas. En su mensaje, aunque tiene un tono peyorativo, no da ningún indicio de querer lastimar a los presentes.

“Ayyy, tiempo del festival de ajo. Vengan a emborracharse con basura a sobreprecio”
“Ayyy, tiempo del festival de ajo. Vengan a emborracharse con basura a sobreprecio”

En su cuenta de Instagram, ahora eliminada, Legan se identificaba como de ascendencia "italiana e iraní". Sin embargo, pese a sus raíces migrantes, tenía un discurso discriminatorio.

La publicación previa era sobre un libro que contiene una retórica ligada al supremacismo blanco, escrito a fines del siglo XIX. "¿Por qué sobrepoblar pueblos y hacer espacio para las hordas de mestizos y estúpidos blancos de Sillicon Valley?", se preguntó en la red social.

La policía indicó que el lugar de los hechos "seguía siendo una escena de crimen", y los agentes buscaban a un posible segundo sospechoso, indicó Smithee. "Creemos, basándonos en las declaraciones de testigos, que había una segunda persona involucrada, pero no sabemos en qué medida", dijo a la prensa.

Entre los tres fallecidos, hay un niño de 6 años. "Mi hijo tenía toda la vida por vivir y solo tenía 6 años", dijo a NBC Alberto Romero, padre de Stephen Romero.

Stephen Romero, una de las víctimas
Stephen Romero, una de las víctimas

El presidente Donald Trump recordó este lunes a las víctimas del ataque.

"Mientras familias pasaban un tiempo juntos durante un festival local, un asesino malhechor abrió fuego y mató a tres ciudadanos inocentes, incluido un niño de corta edad", declaró el mandatario en la Casa Blanca.

El Festival del Ajo de Gilroy incluye comida, competiciones de cocina y música. Es una cita con décadas de tradición en la localidad agrícola de 50.000 habitantes, situada 176 kilómetros (unas 80 millas) al sureste de San Francisco. Suele ser una celebración tranquila para familias. Hay mucha seguridad, con detectores de metales y registros de bolsas a la entrada.

(Con información de AP y AFP)