Earl Cox violó y asesinó a Angie Housman, y fue descubierto 25 años después (Foto: St. Charles County)
Earl Cox violó y asesinó a Angie Housman, y fue descubierto 25 años después (Foto: St. Charles County)

Hace 25 años, Angie Housman y su familia vivieron un infierno cuando la pequeña de 9 años desapareció tras bajar del autobús escolar cuando llegaba a su casa en Missouri. Nueve días después fue encontrado su cuerpo amarrado a un árbol, con cinta adhesiva rodeando sus ojos y boca. El culpable, un ex agente de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, fue descubierto hasta ahora.

Cuando hallaron a la niña encontraron que había muestras de ADN de su agresor en un adorno rosa de su ropa interior, pero cuando se hicieron los análisis, el tinte desinhibió los resultados y no se pudo saber con certeza quién había sido el agresor.

Fue hasta 2017 que hubo mejoras en la ciencia forense, lo que permitió que los químicos del colorante no interfirieran en los estudios.

Así, este año después de reabrir el caso para aplicar las pruebas faltantes y combinar los resultados con una base de datos de agresores sexuales, se descubrió que Earl Webster Cox, de ahora 61 años, fue el responsable de la violación y asesinato de la menor.

Antes no pudo haber sido comprobada la culpabilidad de Cox, porque la tinta impidió tener resultados certeros (Foto: St. Charles County)
Antes no pudo haber sido comprobada la culpabilidad de Cox, porque la tinta impidió tener resultados certeros (Foto: St. Charles County)

El padrastro de Angie Housman, Ron, dijo haber llorado de felicidad cuando supo que ya se había encontrado al asesino de su hijastra. Y lamentó que su esposa, madre de la pequeña que falleció hace dos años con cáncer, no pudiera vivir para conocer la noticia.

Webster Cox ha estado bajo custodia del estado de Carolina del Norte, luego de que se comprobara su participación en una red de pornografía infantil.

En su juventud el atacante permaneció en la Fuerza Aérea estadounidense, pero fue dado de baja en 1975 por haber agredido sexualmente a dos menores mientras estuvo de base en Alemania. Fue juzgado en 1980 y sirvió ocho años en Fort Leavenworth.

Cuando ocurrió el asesinato de Angie Housman, 12 años después, Webster Cox se mudó a Missouri con familiares, luego de haber sido acusado por segunda ocasión de delitos relacionados con abuso sexual a menores.

Aunque fue sospechoso nunca se pudo comprobar su culpabilidad por falta de pruebas. Nadie fue juzgado por la violación y asesinato de la menor.

Dos años después del crimen, Cox fue nuevamente investigado por abusar sexualmente de dos niñas detrás de la escuela a la que Housman asistía, pero tampoco fue una prueba consistente para vincularlo con el asesinato.

El delincuente fue finalmente capturado cuando un agente encubierto se hizo pasar por una menor de 14 años. Cox intentó atraer a la supuesta niña, para abusar sexualmente de ella. Cuando se dio la reunión, el oficial encontró en la computadora del acusado más de 45 mil fotografías de pornografía infantil, por lo que fue capturado.

Actualmente es paciente en un centro médico federal de Carolina del Norte, y las autoridades no han dado detalles sobre cuál es la pena que se le impondrá.