Cada vez más medidas apuntan para reducir los “riesgos a la seguridad nacional” que presentaría Huawei (Reuters)
Cada vez más medidas apuntan para reducir los “riesgos a la seguridad nacional” que presentaría Huawei (Reuters)

Congresistas de ambos partidos en EEUU presentaron este miércoles un proyecto de ley que prevé compensar con subsidios y ayudas por USD 700 millones a las empresas estadounidenses que se ven afectadas por el veto a Huawei y necesitan retirar equipos chinos de sus redes.

"Con tanto en juego, nuestra infraestructura de comunicaciones debe estar protegida de amenazas planteadas por gobiernos extranjeros y compañías como Huawei", expresó Tom Cotton, senador republicano que participó de la iniciativa. El texto ha sido respaldado por Mark Warner, demócrata de mayor rango en el Comité de Inteligencia del Senado.

En Twitter, Cotton agregó: "EEUU no debe ayudar al Partido Comunista de China a construir un nuevo Imperio Malvado".

Aunque muchas empresas grandes ya habían cortado sus lazos con la firma china, sospechada de compartir información privada con el gobierno chino y su aparato de vigilancia, las compañías más pequeñas habían adquirido equipos de Huawei y ZTE por ser más baratos.

La organización Rural Wireless Association, que representa a compañías de comunicaciones con menos de 100 mil clientes, estimó que un 25% de sus miembros es compradora de las firmas chinas, y calculó que cambiar los dispositivos tendría un costo de entre 800 mil y un millón de dólares.

El proyecto de ley, además, prevé bloquear el uso de los sistemas chinos para las redes 5G, el siguiente sistema de transmisión de datos que será clave en la sociedad del futuro, cada vez más dependiente de los dispositivos conectados a internet a gran velocidad.

(Lam Yik Fei/The New York Times)
(Lam Yik Fei/The New York Times)

Estados Unidos y algunos países aliados han suspendido su cooperación con esa compañía china. Un portavoz del Ministerio de Comercio de China denunció que Washington está "usando su poderío nacional para inhibir a las empresas chinas".

El miércoles, las empresas británicas EE y Vodafone, y las japonesas KDDI e Y! Mobile anunciaron que por ahora no lanzarán al mercado los smartphones de Huawei, incluso algunos que pueden usarse con tecnologías de nueva generación, debido a la incertidumbre sobre la integridad de tales dispositivos.

A medida que se agrava la disputa, perjudicando a los fabricantes chinos y causando incertidumbre entre los inversionistas, Beijing ha estado lanzando una campaña para convencer a la opinión pública tanto a nivel nacional como internacional.

(Con información de Reuters y AP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: