Huawei Technologies Germany – Foto: Raymond Korhon
Huawei Technologies Germany – Foto: Raymond Korhon

La Casa Blanca envió esta semana a su jefe de seguridad cibernética a Berlín para llevar al país las advertencias del presidente Donald Trump sobre el fabricante chino de equipos de telecomunicaciones Huawei Technologies Co.

Joshua Steinman, asesor de Trump en temas cibernéticos, se reunió con funcionarios alemanes, dijo un portavoz de la embajada de Estados Unidos sin hacer más comentarios sobre la visita. El ministro del Interior de Alemania, Horst Seehofer, dijo el jueves que los funcionarios de seguridad encargados de proteger la infraestructura de red alemana habían hablado con una contraparte estadounidense.

Steinman expresó su entusiasmo por una serie de medidas de seguridad propuestas por funcionarios alemanes para proteger la futura red inalámbrica de quinta generación del país, según una persona familiarizada con la discusión que pidió no ser identificada. Al mismo tiempo, presionó fuertemente para hacer de la seguridad una prioridad respecto a Huawei.

La oficina de prensa de la Casa Blanca no tuvo comentarios.

La administración Trump está realizando un esfuerzo constante para bloquear a Huawei de la infraestructura clave, advirtiendo que la presencia del gigante tecnológico chino en las redes 5G abrirá la puerta al espionaje. Hasta ahora, los aliados europeos atrapados entre la presión de Washington y Pekín, se han negado a prohibir a Huawei participar en la creación de las redes ultrarrápidas 5G.

"Muy impresionado"

Sin identificar a Steinman por su nombre, Seehofer dijo el jueves que el funcionario de Estados Unidos "quedó muy impresionado" con su visita al ministerio el día anterior.

Seehofer manifestó su disgusto por una advertencia del embajador de EE.UU., Richard Grenell, quien dijo en una carta a principios de este mes que la administración Trump podría reducir el intercambio de inteligencia con las agencias de seguridad alemanas si Huawei se involucra en la red 5G del país.

"Siempre se necesita tener un diálogo con los aliados, no hacer públicas las cosas", dijo Seehofer.

Merkel, quien quiere mantener su relación con China, defendió la decisión de su gobierno de no imponer una prohibición absoluta a Huawei. A pesar de que Alemania endurece sus estándares de seguridad, señalar compañías individuales va muy lejos, dijo a una multitud en la cumbre de soluciones globales en Berlín.

"Hay dos cosas en las que no creo", dijo Merkel en una discusión en el escenario el martes con John Micklethwait, redactor jefe de Bloomberg News. "Primero, en discutir públicamente estas cuestiones de seguridad muy delicadas, y segundo, en excluir a una empresa simplemente porque es de un determinado país".

Riesgo de seguridad

Aún así, los funcionarios del Ministerio del Interior están entre los de línea dura en el gobierno de Merkel –junto con la agencia de inteligencia extranjera BND y el Ministerio de Relaciones Exteriores–, preocupados porque Huawei represente un grave riesgo de espionaje o sabotaje chino para la infraestructura de red alemana. Esperan que las nuevas normas sean lo suficientemente rigurosas para bloquear a Huawei.

Alemania comenzó a subastar el espectro 5G esta semana. Las medidas de seguridad incluyen el requisito de que los proveedores firmen una declaración de confiabilidad y que esta sea verificada por las autoridades alemanas para otorgar la certificación.

La confiabilidad incluirá garantías de las compañías de que no entregarán datos confidenciales a los gobiernos de sus países de origen, según funcionarios del Ministerio del Interior. Ese parece ser un esfuerzo para mitigar las preocupaciones de que la ley china exija a Huawei compartir información con el gobierno.