Chris Watts asesinó a su esposa y a sus hijas
Chris Watts asesinó a su esposa y a sus hijas

Christopher Watts -el asesino de Colorado, EEUU, que cumple cadena perpetua por haber matado a su esposa embarazada y dos hijas- confesó en un interrogatorio en la prisión que sus hijas aún estaban vivas cuando metió el cuerpo de su esposa en su camioneta y llevó a su familia al campo petrolero donde se encontraron los tres cuerpos, de acuerdo con un informe de la investigación criminal publicado este jueves.

Durante una entrevista de casi cinco horas con detectives el mes pasado, Watts, de 33 años, reveló que mató a su familia durante un período de tiempo más prolongado del que se informó originalmente y describió una inquietante imagen de los últimos momentos de sus hijas.

Watts dijo que estranguló a su esposa, Shanann Watts, después de una pelea en su casa en Frederick (una pequeña localidad en las llanuras al norte de Denver) y que su hija de 4 años, Bella, lo vio arrastrar el cuerpo escaleras abajo. "¿Qué le pasa a mamá?", gritó Bella, según su relato.

Luego ubicó a Bella y a su hermana de 3 años, Celeste, en el asiento trasero de la camioneta, con el cuerpo de su madre cerca, en el piso del vehículo, y condujo unos 45 minutos hasta el sitio de petróleo.

El asesino dijo que, cuando llegó allí, usó una manta para sofocar a Celeste, que era apodada "Cece", y la dejó caer en un tanque de petroleo, antes de hacer lo mismo con su otra hija. "¿Me va a pasar lo mismo que a Cece?", preguntó Bella antes de morir.

La revelación de que las niñas de Watts murieron en un episodio prolongado, que terminó en el sitio de petróleo y no en su hogar, fue el último giro en la historia de Chris Watts, quien apareció en televisión poco después de que su esposa e hijos desaparecieron y dijo que no sabía dónde estaban.

"Shanann, Bella, Celeste, si están ahí fuera, vuelvan", dijo Watts el 14 de agosto en una entrevista con Denver7. "Si alguien las tiene, solo traiganlas de vuelta. Necesito verlas a todas". Fue arrestado al día siguiente.

En noviembre de 2018, se declaró culpable de nueve cargos criminales, incluido el asesinato, la terminación ilícita de un embarazo y la manipulación de un cadáver. Fue condenado ese mes a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: