El mola tecta habita en aguas de Nueva Zelanda, Australia, Chile y Sudáfrica, y es muy habitual avistarlo, incluso en su hábitat común (Foto: Facebook @CoalOilPointReserve)
El mola tecta habita en aguas de Nueva Zelanda, Australia, Chile y Sudáfrica, y es muy habitual avistarlo, incluso en su hábitat común (Foto: Facebook @CoalOilPointReserve)

El hallazgo de una criatura marina varada en las costas de California desconcertó a la comunidad de científicos expertos en biología marina.

Un becario de la Universidad de California de Santa Bárbara (UCSB) avistó el cadáver del animal en la playa Sands, ubicada en la reserva natural Coal Oil Point, que pertenece al centro académico.

El estudiante contactó a Jessica Nielsen, especialista en conservación de la reserva. De inmediato, se trasladó al lugar y lo que vio la desorientó por completo.

El gran tamaño del ejemplar, de 2.15 metros, y su extraña morfología, parecían indicar que se trataba de un pez de la especie Mola tecta. Una teoría que para la propia Nielsen resultaba incomprensible, pues este tipo de animal marino habita en aguas del hemisferio sur, y ya de por sí, avistarlo en su entorno natural resulta bastante inusual.

Los expertos se negaban a afirmar que se trataba de un Mola tecta, que debe su nombre al término del latín “tectus”, que significa oculto, por la dificultad de encontrar a este animal en la naturaleza (Foto: Facebook @CoalOilPointReserve)
Los expertos se negaban a afirmar que se trataba de un Mola tecta, que debe su nombre al término del latín “tectus”, que significa oculto, por la dificultad de encontrar a este animal en la naturaleza (Foto: Facebook @CoalOilPointReserve)

En seguida, expertos de la comunidad internacional pusieron en duda la hipótesis de la doctora.

El ictiólogo Ralph Foster, del Museo Sur de Australia se negó en un primer momento a identificar al pez como un ejemplar de Mola Ecta. Defendió que ciertas características distintivas del pez luna no se apreciaban en las imágenes que había visto.

Marianne Nyeggard, que descubrió la especie en 2017, contactó con los especialistas de la reserva de California desde la Universidad Murdoch, Australia.

Después de estudiar las muestras, los científicos concluyeron que no había duda, y catalogaron al ejemplar como un “pez luna” (Foto: Facebook @CoalOilPointReserve)
Después de estudiar las muestras, los científicos concluyeron que no había duda, y catalogaron al ejemplar como un “pez luna” (Foto: Facebook @CoalOilPointReserve)

Les dio instrucciones concretas sobre qué debían fotografiar y qué muestras de tejido debían tomar.

Después de realizar las instantáneas y analizar las muestras genéticas recopiladas, los científicos coincidieron en que no había duda de que el animal de California era un pez luna.

"Este espécimen ha sido identificado positivamente como un Mola tecta, el pez luna. Este es un increíble hallazgo porque es el primer ejemplar de esta especie observado en el Hemisferio Norte" confirmó Coal Oil Point Reserve en su página de Facebook.

El escurridizo pez luna

Durante más de tres siglos, el pez Mola tecta habitó las aguas templadas del hemisferio sur, sin que la comunidad científica supiera de su existencia.

No fue hasta el año 2015 que apareció en la isla Norte de Nueva Zelanda, el primer ejemplar jamás visto de "pez luna".

El animal, un macho adulto de un metro de longitud, fue capturado por redes de arrastre a 78 metros de profundidad, el 25 de diciembre de 2015.

La especie fue descubierta en Nueva Zelanda en 2015 (Foto: Facebook @CoalOilPointReserve)
La especie fue descubierta en Nueva Zelanda en 2015 (Foto: Facebook @CoalOilPointReserve)

El equipo de ictiólogos -expertos en peces- que evaluó a este insólito ser marino decidió bautizarlo como Mola tecta en referencia al término procedente del latín "tectus" que significa "disfrazado" u "oculto".

Caracterizada por un cuerpo plano y medio ovalado, la especie puede alcanzar los dos metros y medio de longitud total. Generalmente habitan en aguas litorales del sudeste de Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y el sur de Chile, por lo que su hallazgo en EEUU supone, tal y como lo calificó la reserva Coal Oil Point, todo un "misterio".