En una demanda penal presentada ante un tribunal de Brooklyn, en Nueva York, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos acusó a Huawei, dos compañías afiliadas y a su directora financiera, Meng Wanzhou, de trece cargos de fraude y conspiración para saltarse las sanciones a Irán.

Huawei Technologies Co., el mayor fabricante de teléfonos inteligentes de China, ha sido objeto de una amplia investigación por parte de las autoridades estadounidenses, que en diciembre pasado pidieron a la Justicia de Canadá la detención de Meng Wanzhou y ahora piden su extradición

Meng Wanzhou, directora de finanzas de Huawei (REUTERS/Alexander Bibik)
Meng Wanzhou, directora de finanzas de Huawei (REUTERS/Alexander Bibik)

También anunció cargos contra Huawei por supuestamente robar secretos comerciales de T-Mobile.

Los cargos se derivan de una demanda de secretos comerciales civiles presentada por T-Mobile en 2014. La investigación de la Fiscalía de EE.UU es resultado en parte de una serie de denuncias civiles contra Huawei, incluyendo una en la que un jurado de Seattle declaró culpable a la compañía china por apropiación indebida de tecnología robótica de uno de los centros de T-Mobile.

Funcionarios del FBI, DHS y Comercio anunciaron las dos acciones este lunes, diciendo que las acusaciones se remontan a más de una década.

"Huawei y sus altos ejecutivos se negaron repetidamente a respetar la ley estadounidense", dijo el director del FBI, Christopher Wray, en la conferencia de prensa. "Huawei … buscó sistemáticamente robar valiosos secretos comerciales".

Estas inculpaciones "exponen las acciones descaradas y persistentes de Huawei para explotar a compañías e instituciones financieras estadounidenses y para amenazar al mercado global libre y justo", agregó.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: