Soldados de Estados Unidos junto a soldado turcos en Siria. (Reuters)
Soldados de Estados Unidos junto a soldado turcos en Siria. (Reuters)

La orden para la retirada de las tropas estadounidenses de Siria, donde fueron desplegadas para asistir en la guerra contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), ya fue firmada, aseguró un vocero del ejército de Estados Unidos el domingo.

"El decreto para Siria ha sido firmado", dijo el portavoz a la AFP, sin proporcionar más detalles.

Turquía alabó la trascendental decisión de Trump sobre Siria, país donde ahora tendrá rienda suelta para atacar a los combatientes kurdos aliados de Estados Unidos que han desempeñado un papel clave en la guerra contra el EI, pero que Ankara considera terroristas.

Trump y Erdogan hablaron el domingo por teléfono y "acordaron asegurar la coordinación militar, diplomática y en otras áreas para evitar un eventual vacío de poder (…) tras el retiro y la fase de transición en Siria", indicó un comunicado del gobierno turco.

Horas antes, Trump había tuiteado que él y Erdogan hablaron sobre el EI, la participación de ambos países en Siria y la "retirada lenta y extremadamente coordinada de las tropas estadounidenses de la zona".

En otro tuit, Trump dijo que Erdogan la ratificó su compromiso de erradicar lo que quede de ISIS en Siria. "Y él es el hombre que puede hacerlo, además Turquía es su vecino. ¡Nuestras tropas regresan a casa!", escribió el presidente estadounidense.

Erdogan tuiteó poco después que los dos líderes acordaron "aumentar la coordinación en muchos temas, incluidas las relaciones comerciales y los desarrollos en Siria", calificando el llamado como "productivo".

Las tropas estadounidenses se irán bajo el mando de un nuevo jefe del Pentágono que asumirá su puesto en enero, después de que Jim Mattis renunciara al cargo por diferencias con Trump sobre temas clave, incluido Siria

El presidente estadounidense Donald Trump declaró al grupo yihadista "en gran medida derrotado" y tomó la sorpresiva decisión de traer de vuelta a las fuerzas estadounidenses.

El domingo, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que "lamentaba profundamente" la decisión de Trump y que "un aliado debe ser confiable".

Varios políticos estadounidenses de ambos partidos rechazaron la afirmación de Trump de que el EI había sido derrotado, y muchos en el ejército estadounidense expresaron su alarma y consternación ante la idea de abandonar repentinamente a los socios kurdos de Washington.

La decisión, que fue seguida de otra para reducir significativamente el número de tropas estadounidenses en Afganistán, provocó la renuncia del secretario de Defensa, Jim Mattis, y del enviado de Estados Unidos a la coalición contra el EI, Brett McGurk.

El jueves, Trump cedió a Irán, Rusia y Siria la responsabilidad de asegurar que los terroristas del Estado Islámico no recuperen sus fuerzas, disminuidos tras varios años de combate con apoyo estadounidense, luego del anuncio de la Casa Blanca sobre el retiro de las tropas norteamericanas.

"¿Estados Unidos quiere ser el policía de Medio Oriente, logrando NADA y gastando valiosas vidas y billones de dólares protegiendo a otros que, en la mayoría de casos, no aprecian lo que hacemos? ¿Queremos estar allí para siempre? Es tiempo de que otros finalmente peleen".

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: