(AP)
(AP)

La presunta espía Mariia Butina se declaró culpable este jueves en una corte federal por participar en un conspiración contra Estados Unidos.

La ciudadana rusa de 30 años estaba acusada de haberse infiltrado en círculos políticos del Partido Republicano para impulsar los intereses de su país.

"Butina buscó establecer canales no oficiales de comunicación con estadounidenses poderosos para influenciar en política", señaló el fiscal en la corte. Según reportó CNN, la mujer declaró que actuó "bajo la dirección" de un oficial ruso, que la cadena identificó como Alexander Torshin.

Butina durante una reunión con expertos vinculados al gobierno ruso (Servicio de Prensa de la Cámara Civil de la Federación rusa via REUTERS)
Butina durante una reunión con expertos vinculados al gobierno ruso (Servicio de Prensa de la Cámara Civil de la Federación rusa via REUTERS)

De ser hallada culpable de los cargos que se le imputan, la joven podría enfrentarse a una pena de hasta cinco años de prisión.

Las conexiones de Butina, que trabajaba para un alto funcionario ruso, la llevaron a mantener encuentros con políticos estadounidenses y con la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés).

Desde su detención, el pasado 16 de julio, sus abogados habían rechazado las acusaciones y pedido su liberación, y el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso llegó a lanzar una campaña para liberarla, ya que la consideran una "presa política".

(Con información de EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: