Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos
Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos

El Departamento de Estado norteamericano informó este sábado que el gobierno de Estados Unidos aún no llegó a "una conclusión final" sobre el asesinato del periodista saudita Jamal Khashoggi, luego de los reportes que circularon el viernes que indicaban que la CIA responsabilizaba al príncipe heredero por la muerte del reportero.

"Los informes recientes que indican que el gobierno de los Estados Unidos ha llegado a una conclusión final son inexactos", manifestó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

"Quedan numerosas preguntas sin respuesta con respecto al asesinato del Sr. Khashoggi. El Departamento de Estado continuará buscando todos los hechos relevantes", agregó.

"Mientras tanto, continuaremos consultando al Congreso y trabajando con otras naciones para responsabilizar a los involucrados en el asesinato de Jamal Khashoggi", advirtieron las autoridades norteamericanas.

Jamal Khashoggi fue asesinado en el consulado saudita en Estambul
Jamal Khashoggi fue asesinado en el consulado saudita en Estambul

El Departamento de Estado, por su parte, recordó que Washington ya había tomado "medidas decisivas" contra individuos, incluyendo restricción de visas y aplicación de sanciones.

"Continuaremos explorando medidas adicionales para castigar a aquellos que planearon, lideraron y estuvieron relacionados con el asesinato. Y lo haremos mientras mantenemos la importante relación estratégica entre Estados Unidos y Arabia Saudita", señala el texto.

El Washington Post informó el viernes que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados  Unidos había concluido que el príncipe heredero, Mohammed bin Salman, ordenó el asesinato de Khashoggi.

El príncipe heredero Mohamed bin Salman quedó en el foco de la polémica tras el asesinato de Khashoggi
El príncipe heredero Mohamed bin Salman quedó en el foco de la polémica tras el asesinato de Khashoggi

El periódico capitalino indicó que la CIA analizó varias fuentes, entre ellas la llamada telefónica del hermano del príncipe, Khalid bin Salman, a Khashoggi para indicarle que viajara a Estambul.

Luego, 15 agentes sauditas habrían volado en aviones de la corona a la capital turca para asesinar al periodista en el consulado.

Arabia Saudita, que desde un primer momento rechazó cualquier tipo de participación, ha tenido expresiones contradictorias sobre el caso. En un principio aseguró desconocer el paradero de Khashoggia. Luego, reconoció que fue asesinado en el consulado a raíz de una discusión.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: