El fentanilo es un analgésico de tipo opioide treinta veces más potente que la heroína y al menos ochenta veces más poderoso que la morfina
El fentanilo es un analgésico de tipo opioide treinta veces más potente que la heroína y al menos ochenta veces más poderoso que la morfina

El estado de Nebraska ejecutó a Carey Dean Moore el martes por la mañana, en la que se convirtió en la primera muerte de un recluso por inyección de fentanilo que tuvo lugar en los EEUU.

Moore, de 60 años, sirvió una condena de 38 años tras asesinar con un arma de fuego a los conductores de taxi Reuel Van Ness y Maynard Helgeland, durante el verano de 1979. El hombre que esperó en el corredor de la muerte por más de tres décadas, aseguró que ya estaba listo para su final.

"Pudimos verlo balbucear algunas palabras a los testigos, se pudo ver claramente como decía 'te amo' varias veces" compartió Brent Martin de la red radiofónica de Nebraska, en una conferencia de prensa que tuvo lugar una vez concluido el proceso.

Moore esperó su ejecución por más de tres décadas
Moore esperó su ejecución por más de tres décadas

El coctel fatal de drogas utilizado en Moore nunca antes había sido aplicado para la ejecución de un preso condenado a muerte. En la mezcla se incluyeron sedantes como el diazepam, además del relajante muscular cisatracurio, cloruro potásico y el mencionado fentanilo.

El fentanilo es un analgésico de tipo opioide treinta veces más potente que la heroína y al menos ochenta veces más poderoso que la morfina, según estimaciones de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos, conocida comúnmente bajo las siglas de DEA.

Paralelamente, casi 30.000 muertes por sobredosis fueron asociadas al fentanilo en 2017, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades o CDC.

El caso generó polémica a nivel nacional debido al uso, por primera vez, del potente opioide en una ejecución
El caso generó polémica a nivel nacional debido al uso, por primera vez, del potente opioide en una ejecución

La mezcla utilizada generó una enorme polémica, dado que en caso de que sus sustancias no hubiesen generado el efecto deseado, habrían infligido un dolor extremo al recluso. El viernes pasado, uno de los abogados de la farmacéutica detrás de la droga paralizante alertó que esta no sería efectiva si no era almacenada bajo la temperatura apropiada.

Aquellas personas que presenciaron la ejecución reportaron no haber sido testigos de complicaciones, solo vieron cómo Moore tosió un poco hasta que dejó de moverse por completo.

El hombre murió a las 10:47 de la mañana rodeado de tres personas, un clérigo y cuatro testigos de los medios de comunicación. Moore compartió un comunicado final en el que se disculpó con su hermano Donald, quien estaba junto a él durante el primer asesinato.

Los testigos del proceso declararon que no presenciaron ninguna complicación
Los testigos del proceso declararon que no presenciaron ninguna complicación

"Lo lamento mucho" escribió Moore. "Por favor Don, perdóname de alguna manera" agregó.

En 2016, Nebraska restableció la pena de muerte. Antes de Moore, el estado ejecutó a 37 personas, la última de ellas en la silla eléctrica.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: