La llamativa chaqueta que usó Melania Trump para visitar la frontera con México con un mensaje... ¿para quién?

En medio de la controversia por la separación de niños migrantes de sus padres, la primera dama llegó a Texas para entrevistarse con los afectados, pero terminó dando que hablar por la inscripción en una de sus prendas. La reacción en Twitter de Donald Trump

La primera dama viajó a la frontera México-Estados Unidos (AP Photo/Andrew Harnik)
La primera dama viajó a la frontera México-Estados Unidos (AP Photo/Andrew Harnik)

La visita de la primera dama Melania Trump a la frontera con México, en momentos de la controversia por la separación de las familias migrantes, dio que hablar en los medios estadounidenses y no sólo por su gesto para conocer la verdadera situación de los niños mexicanos.

 
La primera dama viajó a la frontera México-Estados Unidos
La primera dama viajó a la frontera México-Estados Unidos

En efecto, la esposa del presidente Donald Trump llegó el jueves por la mañana a la Base de la Fuerza Aérea de Maryland con una chaqueta verde de la marca Zara con una particular inscripción en letras blancas mayúsculas: "I really don't care, do you?" (En español, 'Realmente no me importa, ¿y a ti?').

Además, según publican medios locales, la chaqueta usada por la primera dama de 48 años de diseño "khaki" tiene un valor de USD 39. 

La imagen del modelo de la chaqueta de Zara
La imagen del modelo de la chaqueta de Zara

El presidente Donald Trump debió apelar a la red social Twitter para acallar los rumores sobre las "intenciones ocultas" detrás de la prenda. Según él, el mensaje hacía referencia a los medios que publican noticias falsas, no a los niños migrantes mexicanos. 

"'Realmente no me importa, ¿y a ti?'" escrito en la parte trasera de la campera de Melania hace referencia a los medios que publican noticias falsas. Melania ha aprendido cuán deshonestos son, y realmente ya no le importa!", escribió el mandatario estadounidense.

Consultada por el diario Daily Mail sobre el significado de la elección del vestuario, la vocera de Melania, Stephanie Grisham, dio cuenta de la autenticidad de la prenda pero afirmó: "Es una chaqueta. No hubo ningún mensaje oculto. Después de la importante visita a Texas de hoy, espero que los medios no vayan a elegir centrarse en su vestuario (como hicieron el año pasado con sus tacones altos)".

Más tarde, la vocera tuiteó: "La visita a los niños de Texas impactó fuertemente a la primera dama. Si los medios ocuparan su tiempo y energía en sus acciones y sus esfuerzos en ayudar a los niños -más que en especular sobre su guardarropas- podríamos lograr tanto por ellos. #AEllaLeImporta #EsSóloUnaChaqueta".

Sin embargo, las redes sociales ignoraron el mensaje y mostraron su indignación por lo que leyeron como una burla por parte de la primera dama.

La primera dama viajó a la frontera México-Estados Unidos (AP Photo/Andrew Harnik)
La primera dama viajó a la frontera México-Estados Unidos (AP Photo/Andrew Harnik)

Como señaló Grisham, no es la primera vez que el vestuario de Melania es objeto de críticas. En agosto del año pasado, fue criticada al llegar a la zona afectada por el huracán Harvey con unos zapatos de taco alto. Después de la ola de cuestionamientos, la primera dama cambió los tacones por unas zapatillas y se recogió el cabello.

Melania visitó el jueves el estado de Texas, fronterizo con México, para recibir información y visitar los centros de organizaciones no gubernamentales, donde se encuentran internados los menores. "Estoy aquí para saber de esta instalación, en la que sé que hay niños alojados a largo plazo. Y también me gustaría saber cómo puedo ayudar a estos niños a reunirse con sus familias lo más rápido posible", dijo Melania.

La primera dama Melania Trump al llegar a la base de la Fuerza Aérea Andrews (REUTERS/Kevin Lamarque)
La primera dama Melania Trump al llegar a la base de la Fuerza Aérea Andrews (REUTERS/Kevin Lamarque)
Melania Trump durante la visita a un centro de alojamiento de niños migrantes en Texas (REUTERS/Kevin Lamarque)
Melania Trump durante la visita a un centro de alojamiento de niños migrantes en Texas (REUTERS/Kevin Lamarque)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: