Con la legalización de la marihuana, los empleadores que hacen tests de drogas en EEUU se arriesgan a juicios

La marihuana, legal para uso medicinal en Massachusetts, se abre al consumo recreativo. (Getty)
La marihuana, legal para uso medicinal en Massachusetts, se abre al consumo recreativo. (Getty)

El próximo mes Massachusetts comenzará la venta de marihuana con fines recreativos. Eso presenta una serie de problemas en el mundo laboral, ya que muchas empresas no tienen planes de dejar de hacer los análisis con que regularmente controlan si los empleados consumen cannabis, sólo que ahora los empleados podrían iniciarles juicios por discriminación. Pero a a vez, como a nivel federal la planta sigue prohibida, las compañías con sedes o extensiones en otros estados podrían enfrentar problemas internos si dejaran de hacer los exámenes.

"Quedamos atrapados en la frontera de las leyes laborales", dijo a The Boston Globe el abogado David Robinson. "No importa lo que uno haga, existe el peligro de que alguien lo objete".

Algunos empleadores de Massachusetts comenzaron a tratar la marihuana como el alcohol: les dicen a su personal que no la pueden consumir en el trabajo, pero el resto del tiempo no es de su incumbencia. Pero en el caso de puestos en los que sea peligroso no tener los reflejos afilados, como la operación de maquinaria pesada, en la cual una persona se puede hacer daño a sí misma o puede herir a otros, la continuación de los exámenes podría mantenerse, y abrir la puerta a juicios.

El dilema de los empleadores se centra en los puestos con riesgos para la seguridad. (Getty)
El dilema de los empleadores se centra en los puestos con riesgos para la seguridad. (Getty)

Patricia Begrowicz, presidente de Onyx Specialty Papers, les ha dicho a los trabajadores: "Este es mi dilema. Sé que ahora es legal, pero también quiero que no te lastimes". La empresa solía hacer exámenes para detectar el consumo de cannabis y otras sustancias tanto a los nuevos empleados como, al azar, a los que operan máquinas pesadas.

Además, por el tiempo en que la marihuana permanece detectable en el cuerpo humano, los resultados no indican claramente un riesgo que incumba a la empresa —que una persona, por ejemplo, haya consumido antes de ir a trabajar— sino que pudo haberlo hecho en el fin de semana, durante su tiempo libre y privado.

"El consumo de drogas entre los trabajadores estadounidenses está en el punto más alto en más de una década: 4,2% dieron positivo el año pasado, según Quest Diagnostics", explicó el artículo. Casi el 60% de los empleadores hacen estos análisis, según la encuesta de la Sociedad de la Administración de Recursos Humanos, pero en aquellos estados donde se legalizó la marihuana el porcentaje ha comenzado a bajar.

Todavía falta experiencia judicial sobre conflictos derivados de la marihuana legal. (Getty)
Todavía falta experiencia judicial sobre conflictos derivados de la marihuana legal. (Getty)

En lugares que recientemente terminaron la prohibición, como Nevada, los resultados positivos en estos análisis aumentaron hasta un 43%.

A diferencia del alcohol, no existe un análisis que permita determinar si una persona se encuentra intoxicada en el momento: los exámenes de fluidos son equívocos porque la sustancia psicoactiva, THC, permanece detectable por 36 horas. Así se dan situaciones controversiales, como sucedió en Oregon, donde el uso recreativo de la marihuana se liberó en 2014, cuando una periodista chocó mientras manejaba un vehículo del medio para el que trabajaba y el examen le dio positivo. La mujer explicó que había consumido cannabis días antes.

En febrero, el estado de Maine prohibió que las empresas se nieguen a contratar o despidan a alguien por haber usado marihuana fuera de su horario de trabajo. Pero en mayo la Legislatura revisó la ley y volvió a permitirlo pero "con cautela", una expresión que los empleadores encontraron ambigua.

Un problema distinto es el de los trabajadores con carnet para consumo medicinal. (Getty)
Un problema distinto es el de los trabajadores con carnet para consumo medicinal. (Getty)

Está también la cuestión de las personas que usan cannabis con fines terapéuticos, que al ser liberada la compra de la sustancia no tendrán que recurrir necesariamente a su médico para obtener una receta. Y en Massachusetts la Corte Suprema prohíbe el despido de aquellos que tengan carnet de uso medicinal por dar positivo en un test.

El fallo, que benefició a un trabajador de una empresa de marketing que sufre de la enfermedad de Crohn, estableció que las leyes antidiscriminatorias exigen que las compañías ajusten el ámbito laboral a las necesidades de sus trabajadores con carnet de uso medicinal de marihuana.

Aun si una empresa elimina todos los exámenes excepto aquellos de quienes ocupen puestos donde la seguridad se vea comprometida, sería judicialmente discutible  la definición de esa categoría. "Es delicado", dijo al diario de Boston Tom Jones, vicepresidente de AIM HR Solutions, una consultora de recursos humanos. "Muchos empleadores sienten que andan a tientas".

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El senado de Canadá allanó el camino para la legalización de la marihuana

Así quedaron los autos en Massachusetts con la inundación congelada por el ciclón bomba

MAS NOTICIAS