Una feria de venta de armas en Florida (AFP)
Una feria de venta de armas en Florida (AFP)

(Desde Miami) Los legisladores de la Florida aprobaron el miércoles una ley que incluye por primera vez restricciones notables a la compra de armas en este estado, en principio favorable a la preeminencia de la Segunda Enmienda de la Constitución.

La medida fue aprobada después de un debate cargado de emociones en las dos cámaras de la Legislatura. La discusión estuvo influida por la presión de los familiares de la masacre de Parkland, cerca de Boca Ratón, hace menos de un mes en el que murieron 17 estudiantes.

El martes los familiares habían enviado una nota a los legisladores para que actúe sin demora. "Este tema no puede esperar", dijeron.

(AP)
(AP)

La votación en Diputados fue 50 a 47 lo que convirtió en ley el proyecto que había pasado el escrutinio del Senado angustiosamente por 20 votos a 18. El respaldo a la iniciativa provino principalmente de los republicanos que controlan ambas cámaras y también de un conjuro moderado de demócratas.

La ley pasa ahora al Gobernador Rick Scott que acuerda con algunas de las disposiciones. El diputado republicano George Moraitis dijo que "todas las partes deben ceder para poder proteger a los chicos".

Los puntos clave

La nueva ley incrementa la edad mínima para comprar armas en el estado de la Florida de 18 a 21 años y establece un periodo de tres días de espera para que el interesado se haga efectivamente del arma. En ese tiempo se verificarían los antecedentes y la salud mental del comprador.

La ley además prohíbe la venta de armas consideradas de guerra, como aquellas que pueden convertirse en rifles semi automáticos.

También crea la posibilidad de que los juzgados veten directamente a individuos específicos poseer cualquier tipo de armas.

En tanto, se prevé la creación de un fondo de 400 millones de dólares para incrementar la seguridad en los edificios de las escuelas y para investigar la salud mental de los adquirentes

La ley descarta la posibilidad de armar a los maestros y al personal no docente para responder eventuales ataques también utilizando armas, un escenario rechazado por el gobernador y los familiares de víctimas, pero que cobró impulso ante la propuesta de Donald Trump.

En tanto los grupos que defienden el derecho a tener armas como la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés) se expresaron en contra de la nueva legislación argumentando que las instituciones le estaban "haciendo bullying" a la Segunda Enmienda.

Por su parte, el Gran Jurado del condado de Broward acusó a Nikolas Cruz, el adolescente de 19 años que disparó en el colegio Marjory Stoneman Douglas High School, con 17 cargos criminales por asesinato premeditado y otros 17 cargos por intento de homicidio. Increíblemente el acusado se declaró inocente.