Todo Estados Unidos busca a un asesino "extremadamente peligroso": escapó de un psiquiátrico y tomó un vuelo

Las autoridades le denegaron en varias oportunidades la libertad condicional por considerar que tiene todas las características de un homicida en serie, así como las de un sádico sexual con prácticas necrofílicas

El hospital del que escapó el homicida (AP)
El hospital del que escapó el homicida (AP)

La búsqueda de un hombre peligroso que se escapó de un hospital psiquiátrico de Hawaii pasó ahora a California, luego de que las autoridades confirmen que el sujeto, con un pasado homicida y demencial, abordó un vuelo desde la isla de Maui.

Randall Saito, que fue absuelto de un homicidio en 1979 debido a que se determinó que padecía demencia, se fue el domingo del hospital estatal en las afueras de Honolulu a las 10 de la mañana. Allí, tomó un taxi que lo llevó a un aeropuerto, donde abordó un avión fletado con destino a Maui. Posteriormente, tomó otro avión rumbo a San Jose, en California.

"Saito es considerado extremadamente peligroso y no hay que acercarse a él", afirmó la policía de Honolulu en un comunicado el martes por la noche.

El FBI y el Servicio de Alguaciles Federales han revisado tomas de seguridad del Aeropuerto Internacional de San Jose con relación a la búsqueda de este hombre, dijo Jon Vaden, vocero de la terminal aérea. Indicó que la policía no le ha indicado que esas instalaciones estén en riesgo.

Randall Saito (AP)
Randall Saito (AP)

Saito fue enviado al hospital en las afueras de Honolulu en 1981, dos años después de que fuera absuelto del homicidio de Sandra Yamashiro.

La víctima fue baleada y apuñalada repetidas veces. Su cadáver fue encontrado en su automóvil en un centro comercial.

"Es un individuo muy peligroso", dijo Wayne Tashima, un fiscal de Honolulu que en 2015 se opuso a que Saito recibiera pases para que saliera del hospital sin escolta.

Los abogados defensores intentaron que el paciente fuera puesto en libertad en 2000. Pero Jeff Albert, vicefiscal municipal, se opuso, al afirmar que "tiene todas las características de un asesino serial clásico".

En 1993, un tribunal rechazó la solicitud de Saito para obtener su libertad condicional, e indicó que el paciente seguía sufriendo de sadismo sexual y necrofilia.

(Con información de AP)

LEA MÁS:

TE PUEDE INTERESAR