Toda la actividad se paralizó por unos minutos el viernes por la tarde en la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta, Estados Unidos. No fue por una amenaza terrorista, sino por una mujer que se desnudó y empezó a recorrer los pasillos gritando e insultando a la gente.

Algunos de los pasajeros reaccionaron con temor y rechazo, pero a otros les pareció muy divertido. Filmaban con sus celulares y reían detrás de cámara.

Los policías trataron de cubrirla con una manta, pero no tuvieron éxito. Finalmente, después de varios intentos fallidos, lograron reducirla y detenerla.

No se reveló su identidad ni el móvil de sus actos. Sólo se sabe que había comprado el pasaje en efectivo unos momentos antes de quitarse la ropa, y que luego fue trasladada a un hospital, donde le realizaron una evaluación psiquiátrica.

LEA MÁS: