Hace unos días habíamos hablado sobre la gran expectativa que había por Paolo Guerrero. En Perú y en el mundo entero. Inclusive, les habíamos contado la historia de los capitanes de Dinamarca, de Francia y de Australia pidiendo por ese levantamiento de la suspensión. Lo cierto es que a partir de una resolución, queda de costado, por el momento, la sanción, la suspensión, y Paolo Guerrero está habilitado para jugar la Copa del Mundo. Aplausos…

¿Por qué? Porque el Mundial gana a un jugador con nombre, con experiencia, con mucha personalidad y, por supuesto, mucho liderazgo para el seleccionado que dirige Ricardo Gareca. Perú, lo que tiene en este momento, es, más allá del jugador 23 llamado Paolo Guerrero, el hecho de recuperar a su líder. Esa zona en la que estaba Perú, sin saber cómo reemplazarlo al goleador. Líder. Capitán. Símbolo.

Con Paolo Guerrero se hizo justicia. Paolo Guerrero había cumplido su tiempo de sanción. Lo volvieron a suspender vaya a saber por qué. Lo cierto es que podrá jugar la Copa del Mundo. Y tiene como objetivo, por lo menos, superar la fase de grupos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: