(Shutterstock)
(Shutterstock)

“Mi hijo no es futbolista por culpa del racismo”.

Con esa cruda y contundente frase Yaya Touré abordó uno de los principales temas que sacuden al fútbol en Europa. En una entrevista a L’Equipe de Francia develó la cruzada que mantiene contra la xenofobia.

Al ser consultado sobre el racismo, el ex mediocampista de la selección de Costa de Marfil que disputó los Mundiales de Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014 develó: “Mi hijo quiere jugar al fútbol y quiere convertirse en futbolista, pero le dije: ‘No, no puedes hacer eso’. Tengo que aceptarlo y me negué a dejarlo jugar al fútbol. ¿Por qué? Por estas cosas”, explicó el que fuera ganador de la Champions League en la temporada 2008-2009 con el Barcelona.

El marfileño, que este año se retiró del fútbol de manera profesional, no es optimista con respecto a este tema: "Va a seguir. Solo tienes que entenderlo. Hace tres meses estuve en una conferencia y había algunas personas de la federación en Italia que acaban de hablar de ello. Hablé con ellos y de qué hacer a veces con Lukaku o con algunos de los jugadores a los que no les gusta".

(Shutterstock)
(Shutterstock)

Creo que se puede hacer mejor, pero tienes que enseñarles. Se trata solo de los seguidores. La gente les dice que tienen que ser educados, pero es diferente. No es integración; se trata de algo diferente”.

El delantero belga del Inter, desde su desembarco en Inter, vivió actos de racismo en diferentes estadios de la Serie A. “Muchos jugadores sufrieron en el último mes actos de discriminación racial. El fútbol es un juego que debe ser disfrutado por todos y no deberíamos aceptar ningún tipo de discriminación que lleve a nuestro juego a la vergüenza. Espero que las federaciones de fútbol de todo el mundo actúen con fuerza en todos los casos de discriminación”, escribió en su momento el goleador en su cuenta de Twitter.

Yaya Touré, que supo defender las camisetas de Olympiacos, Mónaco, Barcelona y Manchester City, se mostró dispuesto a unirse a la FIFA o a la UEFA para combatir esta situación: “Los jugadores deberían ser libres para poder expresarse libremente. Definitivamente, quiero trabajar con ellos”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: