Arturo Vidal reveló que no tuvo diálogo con Claudio Bravo en la última convocatoria de ambos a la selección chilena (AFP)
Arturo Vidal reveló que no tuvo diálogo con Claudio Bravo en la última convocatoria de ambos a la selección chilena (AFP)

Luego de coincidir en una convocatoria de la selección de Chile por primera vez en dos años, se esperaba que Arturo Vidal y Claudio Bravo reconstruyan el vínculo que se rompió tras un escándalo desatado después de que La Roja no logró la clasificación al Mundial de Rusia 2018. Pero estuvieron lejos de eso, ni siquiera se dirigieron la palabra.

Vidal, actual jugador del FC Barcelona, abrió nuevamente la polémica al contar detalles de su mala relación con Claudio Bravo. En una entrevista concedida al diario chileno El Mercurio, el Rey Arturo confesó que ya no hay posibilidad de generar una amistad con el portero del Manchester City.

”No somos amigos ni vamos a serlo”, dijo el mediocampista del Barça al ser consultado por su trato con el guardameta en la concentración del combinado chileno, que en octubre empató ante Colombia (0-0) y venció a Guinea (3-2). Tanto Vidal como Bravo fueron titulares en ambos partidos.

Bravo y Vidal fueron pilares en las consagraciones de Chile en la Copa América 2015 y la Copa Centenario 2016 (AFP)
Bravo y Vidal fueron pilares en las consagraciones de Chile en la Copa América 2015 y la Copa Centenario 2016 (AFP)

Desde su punto de vista, Vidal considera que la responsabilidad de iniciar el diálogo recaía sobre Bravo pero el ex arquero del Barça y la Real Sociedad no hizo ningún tipo de acercamiento.

Uno de los dos debía dar el paso y no era yo, por eso no me hice problemas y cada uno se entrenó de forma individual. Él lo dio todo, yo también y el equipo lo vio así. No somos amigos pero la selección es lo más importante”, afirmó el ex jugador de Bayern Múnich y Juventus, entre otros.

La polémica entre ambos empezó cuando la esposa de Claudio Bravo hizo una publicación en Instagram asegurando que varios jugadores no entrenaban y se iban de fiesta. “A quien le quepa el sombrero, que se lo ponga, y que se deje de andar llorando”, había escrito Carla Pardo. Aquella publicación generó una grieta en La Roja, que hasta el día de hoy no se ha cerrado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: