(FILES) Platini fue detenido por presunto soborno activo y pasivo en la designación de la sede del Mundial 2022 (Foto: SEBASTIAN DERUNGS / AFP)
(FILES) Platini fue detenido por presunto soborno activo y pasivo en la designación de la sede del Mundial 2022 (Foto: SEBASTIAN DERUNGS / AFP)

El cimbronazo de la detención del ex estelar futbolista francés Michel Platini por "presuntos actos de soborno activo y pasivo" relacionados con la supuesta compra de votos para que Qatar consiguiera la organización del Mundial 2022, pone en jaque al país asiático y deja cada vez más grande el signo de pregunta sobre la designación de la próxima gran cita futbolística.

Platini fue detenido (luego de 12 horas fue liberado) bajo el rótulo de "custodia técnica" y está alojado en la Oficina Central de la Lucha contra la Corrupción y los Delitos Financieros y Fiscales (OCLCIFF) de Nanterre, en el noroeste de París, en calidad de testigo, al igual que una ex asesora del gobierno francés de Nicolás Sarkozy, Sophie Dion.

Tanto Platini, como Dion participaron de un trascendental almuerzo el 23 de noviembre de 2010, a apenas nueve días de la votación en Zurich de la sede de los mundiales de 2018 y 2022, en el Palacio del Elíseo, sede de la residencia del Presidente de la República, junto con Sarkozy, el emir de Qatar Tamim Ben Hamad Al Thani, el entonces jeque Hamad Ben Jassem, y el ex secretario general de la Presidencia, Claude Guéant –fue citado a declarar pero en la carátula figura como "sospechoso libre".

Fue en ese encuentro en el que Qatar hizo efectiva la intención de comprar al PSG –club del que es fanático Sarkozy– y, a través de Bein Sports, hacerse de los derechos televisivos de la Ligue 1 a todo a cambio de que Platini, gracias a su influencia en la UEFA, consiguiera el apoyo de las federaciones europeas, según informó el diario Le Monde.

También en esa comida se cerraron acuerdos comerciales como la compra por parte de Qatar Airways de 50 aviones A-320 a la fábrica que Airbus tiene en Toulouse en una operación valorada en los 19.000 millones de dólares.

Tres años atrás, en una entrevista con The Times, Blatter, en un intento por defender al ex futbolista francés, dijo que Sarkozy había obligado a Platini a votar por Qatar cuando había un acuerdo "diplomático" para votar a Rusia en 2018 y a Estados Unidos en 2022.

El ex presidente de la FIFA anunció la sede del 2022
El ex presidente de la FIFA anunció la sede del 2022

Platini y Blatter arrastran una suspensión impuesta por el Comité Ético de la FIFA por 8 años (luego reducidos a 4) en 2015 por un pago sin justificar de 2 millones de francos suizos (1,8 millones de euros) en febrero de 2011, por lo que el francés quedará habilitado otra vez como dirigente de fútbol en octubre próximo, pero ahora deberá enfrentar los cargos en la Justicia por la corrupción en la votación de la candidatura de Qatar 2022, en otro capítulo del FIFA-Gate, colateral del que se lleva a cabo en los Estados Unidos con los ex dirigentes sudamericanos de las distintas federaciones que componen la Conmebol, cuyo cargo es el soborno desde consorcios mediáticos para obtención de derechos de transmisión de distintos torneos hasta la Copa América de Ecuador (que iba a jugarse en 2023 y será postergada hasta 2024).

En la votación desarrollada en la sede de la FIFA, en Zurich, Qatar obtuvo 14 votos contra 8 de los Estados Unidos en la cuarta ronda, tras caer eliminadas las otras candidaturas para 2022 y desde entonces se hizo oficial el lema de los organizadores: "Mostrar lo increíble". Al poco tiempo, el ex secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, despedido por Blatter tras el Mundial de Brasil 2014, llegó a decir que Qatar "compró su Mundial de fútbol", pero cuando lo apuraron dijo que no se refería a sobornos sino al "esfuerzo económico" para ganar la candidatura.

El caso de Platini se suma a las críticas internacionales a Qatar desde que
financia a organizaciones terroristas, el trato a los trabajadores inmigrantes (hay 1,7 millones, la mayoría indios, que tienen a sus familias a mucha distancia, viven en campamentos, en una atmósfera de sumisión y no pueden pasear por zonas muy turísticas) y es bloqueada por muchos de sus vecinos poderosos del emirato, como Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos Árabes Unidos y Egipto.

Pero desde que lanzó su candidatura al Mundial 2022, Qatar fue estableciendo una relación cada vez más fuerte con los dos continentes con tradición más futbolera, Europa (a través de la UEFA) y Sudamérica (desde la Conmebol). La publicidad estática de Qatar Airways abunda en todos los partidos de Copa Libertadores y Copa Sudamericana, igual que en la Copa América y en los torneos internacionales de la FIFA.

El panorama de la alianza de Qatar con Sudamérica se completa con la
cada vez más estrecha relación entre el consorcio mediático catalán
Mediapro (cuyo principal accionista es el independentista Jaume Roures),
que anunció en abril de 2015 la alianza con Al-Jazeera (gigante televisivo
fundado por el gobierno qatarí en 1996) y fruto de ese acuerdo, lanzaron en
España Bein Sports que ofrece Liga, Champions y Europa League.

Mediapro tiene una de sus sedes en Qatar y cada vez se afianza más en sus
lazos con la Conmebol, al punto de haberse quedado con varias licitaciones
de derechos de transmisión de los torneos continentales de equipos.

En el ámbito argentino, Boca firmó un contrato con Qatar Airways como Main Sponsor del club por 4 años a 6.075.000 dólares por temporada
por gestiones hechas a través de una empresa cercana a Gastón Gaudio.

Una de las grandes críticas a Qatar, desde el fútbol, es que a partir de sus
recursos económicos incurrió en el llamado "Doping Financiero" por el que
desde el Estado, se patrocina a distintos clubes o entidades con la excusa de
que se trata de publicidad de empresas.

Ya cuando Sandro Rosell (quien acaba de dejar la cárcel tras haber sido
involucrado en hechos de corrupción con partidos de la selección brasileña)
se hizo cargo del Barcelona como presidente, trajo un enorme contrato de
patrocinio con QSI (Qatar Sports Investments) y el equipo lució la
publicidad de Qatar Airways, que pagó 171 millones de euros por cinco
temporadas.

Rosell había trabajado como asesor para la candidatura de Qatar. De gran
relación con el emir, fue uno de los máximos responsables del proyecto
Aspire Football Dreams, por el que miles de chicos africanos y árabes
pudieron acercarse para jugar al fútbol.

El inicio del Mundial está previsto para el 21/11/2022 con siete estadios
construidos desde cero y con refrigeración exterior, en tanto la final es
esperada para el 18 de diciembre en Doha.

Se calcula que para este torneo, se dispone de un presupuesto de entre 8.000
y 10.000 millones de dólares, más otros 200.000 en infraestructura como la
construcción de una amplia red de metro.

En Qatar, la homosexualidad es ilegal y se exige "ropa discreta" para asistir
a los partidos de fútbol según el protocolo, en especial para las mujeres y
está prohibido beber alcohol en los espacios públicos y solo algunos bares
y hoteles tienen un permiso especial.

Sin embargo, nada pudo bajar hasta ahora la candidatura mundialista de
Qatar. ¿Podrá lograrlo el escándalo que vivió Platini?

Más sobre este tema