El blooper de Cristiano Ronaldo

En Turín, en el día en el que se despidió del fútbol profesional el defensa Andrea Barzagli, de 38 años y campeón del mundo con Italia en 2006, el bosnio Josip Ilicic abrió el marcador para el Atalanta, y el croata Mario Mandzukic empató para la Juventus.

El partido también sirvió de despedida para Massimiliano Allegri, después del reciente anuncio de que no continuará como entrenador de la Juventus, pese a que en sus cinco temporadas en el banquillo ha ganado cinco Scudettos, cuatro Copas y clasificado al equipo a dos finales de la Champions League

"Hombre orgulloso, entrenador victorioso. Cinco años de gloria en los que has escrito la historia. Gracias, Max Allegri", rezaba una pancarta del estadio turinés. Barzagli, por su parte, jugó la primera hora de partido y al ser sustituido se abrazó con todos sus compañeros, sin poder contener las lágrimas. Su reemplazo fue Mandzukic, precisamente el que a última hora marcó el tanto que le dio el empate a su equipo.

Cristiano Ronaldo celebra junto al mánager general de la Juventus, Fabio Paratici, Paulo Dybala y Mario Mandzukic (Reuters)
Cristiano Ronaldo celebra junto al mánager general de la Juventus, Fabio Paratici, Paulo Dybala y Mario Mandzukic (Reuters)

Tras la culminación del duelo, la Juventus inició los festejos por la obtención de su octavo Scudetto consecutivo, el primero con Cristiano Ronaldo entre sus filas. El portugués recibió el trofeo y festejó junto con su familia: su madre, Dolores Aveiro, su novia, Georgina Rodríguez y su hijo mayor, Cristiano Ronaldo Jr.

Mientras tenía la copa entre sus manos, el delantero se distrajo y en un momento el trofeo impactó en el ojo de su hijo, ocasionando un blooper que se hizo viral. Afortunadamente, el golpe no fue grave y el niño no sufrió inconvenientes.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: