Aficionados en las gradas del Camp Nou durante el partido entre el Barcelona y el Manchester United, por la vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones (Foto: EFE/Alejandro García)
Aficionados en las gradas del Camp Nou durante el partido entre el Barcelona y el Manchester United, por la vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones (Foto: EFE/Alejandro García)

Cerca de los 70 minutos de partido, Lionel Messi toma la pelota cerca del círculo central e intenta eludir a un defensor, que le comete una falta liviana para cortar el avance de la Pulga. El capitán del Barcelona no hizo una jugada impactante (como tantas otras que dibujó en el encuentro), tampoco recibió un duro golpe, sin embargo, desde las tribunas bajó un grito efusivo que colmó todo el Camp Nou.

El clamor fue sostenido por algunos segundos ante la mirada atónita de los protagonistas dentro del campo de juego. Claro que la celebración del público tenía una explicación: a casi 900 kilómetros de distancia, Matthijs De Light acababa de anotar el gol para el Ajax con el que dejaba afuera a la Juventus de Cristiano Ronaldo.

El momento del grito de los hinchas en el Camp Nou desde la transmisión oficial.

A los 67 minutos del partido disputado en Turín, el elenco holandés pasó al frente en el marcador gracias a un cabezazo de De Light, que apareció en el segundo palo tras un tiro de esquina. Al instante, las miles de gargantas presentes en el estadio del Barça festejaron la conquista casi como un gol propio.

La Vecchia Signora fue derrotada por 2 a 1 (3-2 en el global) y quedó eliminada de la Champions League en cuartos de final. Es así que la alegría de los fanáticos catalanes explotó al saber que CR7, su archirrival en los últimos años mientras vistió la camiseta del Real Madrid, se despidió del certamen continental.

La celebración desde la tribuna.

Por su lado, el blaugrana avanzó a la siguiente ronda y quedó a la espera de su próximo rival, que saldrá del ganador del cruce entre Porto y Liverpool, que disputarán el encuentro de vuelta mañana. Los ingleses se impusieron en el duelo de ida por 2-0.

Las semifinales de ida se disputarán en la semana del 30 de abril, mientras que las revanchas están pautadas para la del 7 de mayo. La final será a partido único en el Wanda Metropolitano de Madrid, el sábado 1° de junio.

Seguí leyendo: