La Juventus se impuso con jerarquía sobre el Milan y aunque el marcador muestre una mínima diferencia, dentro del campo la superioridad del campeón fue demasiado para un equipo como el de Gatusso que apenas contó con aproximaciones y careció de ideas en ataque. Cristiano Ronaldo, de cabeza, marcó el tanto que le da su primer título en el fútbol italiano.

La primera llegó a los tres minutos, cuando Douglas Costa con zurdazo desde la derecha hizo volar a Donnarumma, pero el balón se fue a escasos centímetros del poste más lejano. La siguiente acción sería nuevamente por la misma zona, pero en esta ocasión fue el uruguayo Rodrigo Bentancur el que probó desviado.

El tramite del juego perdió verticalidad con el correr del tiempo y recién pasada la media hora de juego volvió a haber una aproximación del conjunto campeón de la Serie A. Matuidi recibió pase en profundidad y definió para el gol, pero la jugada fue anulada por fuera de juego a instancias del asistente.

El dominio de la Juventus fue creciendo y el Milan se dedicó a esperar y apostar por un contragolpe o una pelota parada. Sobre el final del primer tiempo, Cristiano también tuvo su oportunidad al atrapar de volea un centro al área, pero su remate, de pique al suelo, se fue por arriba del travesaño.

(REUTERS)
(REUTERS)

El complemento arrancó con el Milan decidido a ganar el duelo. Así fue que antes de los tres minutos, Patrick Cutrone estrelló un zurdazo al ángulo que hizo temblar el arco defendido por Wojciech Szczesny.

Pero después de 15 minutos en los que la Juventus volvió a ser el dominador, llegó el tanto. Miralem Pjanic, con todo el panorama de frente, pinchó un balón perfecto para el pique en diagonal de Ronaldo quien conectó de cabeza y estableció el 1 a 0 en el marcador, ante la débil respuesta Donnarumma.

Como si esto fuera poco para el Milan, Kessie vio la tarjeta roja a los 74 minutos, por un planchazo sobre Emre Can, que había ingresado minutos antes.

Sobre el final, la Juventus contó con tres contragolpes claros para liquidar la acción pero todos terminaron mal por el egoísmo de los conductores que ya pensaban en festejar, antes de marcar. A pesar de los fallos, la falta de ideas del Milan en ataque colaboró para encaminar el triunfo de la Vecchia Signora que se alzó con la Supercopa de Italia.

(REUTERS)
(REUTERS)

La Vecchia Signora había accedido a esta definición tras ser campeón de la Serie A (ganó los últimos 7 scudettos) y Copa Italia, mientras que el Rossonero por ser el subcampeón de la Copa Italia. Ahora, la Juventus cuenta con ocho de trofoes, uno más que su adversario de este miércoles y los sigue el Inter, con cinco.

Esta fue la décima vez que la Supercopa italiana se dirimió fuera de Italia: las anteriores fueron dos en Estados Unidos (1903 y 2003), cuatro en China (2009, 2011, 2012 y 2015), una en Libia (2002) y dos en Qatar (2014 y 2016).

Formaciones:

Estadio: King Abdullah Stadium (Yeda, Arabia Saudita).
Árbitro: Luca Banti (ITA).