De la mala salida de Franco Armani a los serios desajustes defensivos: los errores de River Plate en la derrota ante Huracán

El Millonario cayó por 3 a 2 en Parque Patricios y sumó una nueva frustración tras la derrota entresemana ante Vélez por la Copa Libertadores. Otra vez, mostró graves falencias en la última línea

Maidana dejó a su equipo con diez tras un inexplicable codazo sobre el rostro de Cóccaro.

River Plate sumó su segunda derrota consecutiva y encendió las alarmas por los serios desajustes defensivos. Luego de mostrar una pálida imagen entresemana ante Vélez Sarsfield en Liners, por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, el Millonario tuvo fallos graves en su última línea en una nueva caída, esta vez ante Huracán en Parque Patricios, por la sexta fecha de la Liga Profesional.

En dos de los tres goles que convirtió el Globo hubo falencias que no dejarán para nada tranquilo a Marcelo Gallardo, pese al cambio de actitud del complemento en el que su equipo estuvo a tiro del empate, aun con un hombre menos y luego de estar en un par de oportunidades con dos goles abajo.

El primer gol de Huracán tras una mala salida de Franco Armani.

El primero de los errores fue con la repudiable actitud de Jonatan Maidana de conectar un golpe con el codo al rostro de Matías Cóccaro, que le valió la roja directa. El zaguero salió a cortar un avance hasta casi la mitad de cancha y pegado a la línea lateral, por lo que la jugada no ameritaba una reacción de este tipo, y menos tan violenta. Si bien es cierto que el delantero uruguayo se cuelga de su rival y comete una infracción imprudente sancionable con amarilla, hecho que no sucedió, Jony se excedió de manera innecesaria.

Esto se palpó de inmediato por los gestos que Marcelo Gallardo mostró en el banco de relevos. El Muñeco debió cambiar todo lo planeado, mandó a la cancha a Héctor David Martínez en lugar de Juan Fernando Quintero y el equipo lo sintió. No solo el hombre de menos que su rival, sino también porque tuvo que modificar todo lo que tenía planeado.

El segundo del Globo fue por un quedo defensivo entre Héctor David Martínez y González Pirez.

Y mucho peor cuando cuatro minutos después llegó el gol de Jonathan Galván, tras un error de cálculo en la salida de Franco Armani. Ocurrió a los 36′ cuando Federico Fattori envió un centro al punto del penal que el arquero de River Plate intentó controlar arriba cuando debió rechazar con los puños. Aunque reclamó infracción de Cóccaro, esta no existió y quien recibió la pelota fue Walter Pérez, que tras un remate que alcanza a desviar el guardameta, le viene el balón servido a Galván para romper el cero en el marcador tras un potente disparo.

El segundo tanto de Huracán volvió a ser por un grosero error defensivo de River Plate. Fue a los 17′ del complemento tras un rechazo largo desde la defensa de Galván que tomó a los centrales millonarios (Martínez y González Pirez) muy abiertos y con un mal retroceso. Franco Cristaldo sacó provecho llevándose la pelota con un exquisito taco y definir luego de un preciso pase corto de Gabriel Gudiño, quien había ingresado pocos minutos antes. Fue un duro mazazo para el elenco de Marcelo Gallardo, que igualmente no se quedó y logró el descuento rápidamente por intermedio de González Pirez.

El polémico penal que cobró Rapallini por falta de González Pirez sobre Cóccaro. El defensor de River pifió un despeje previa a la supuesta infracción sobre el uruguayo.

Sin embargo, poco le duro el entiasmo a River Plate, ya que Franco Cristaldo volvió a anotar, esta vez el 3-1, de penal. Bien vale aclarar que en esta acción Fernando Rapallini se equivocó al sancionar pena máxima de Leandro González Pirez sobre Matías Cóccaro, ya que es el delantero del Globo quien busca el contacto con la pierna del zaguero luego de enganchar dentro del área.

A los 24′, Benjamín Garré se escapó por la izquierda a Marcelo Herrera y envió un centro al área que no mostraba peligro. Pero González Pirez falla en el rechazo y es Cóccaro quien toma la pelota y encara hacia el arco. Al darse vuelta, el zaguero millonario intenta despejar, no llega a la pelota y toca al delantero uruguayo, quien cae automáticamente y todo el conjunto local reclama penal. Rapallini no dudó, sancionó la infracción y luego de corroborar la acción en la pantalla VAR, lo ratificó.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias