El fuerte cruce entre el Cacique Medina y Enzo Pérez en la derrota de River Plate ante Vélez por los octavos de la Copa Libertadores

El DT del Fortín discutió con el volante luego de un forcejeo entre Milton Casco y Julián Fernández. Hasta Biscay se metió para calmar al entrenador

El picante cruce entre el Cacique Medina y Enzo Pérez

En un clima caliente se jugó el partido que Vélez le ganó 1-0 a River Plate por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores en el Estadio José Amalfitani en Liniers. Mucha pierna fuerte, friccionado, con los nervios por las nubes, fiel al estilo de una noche copera en la que ninguno regaló nada y cada jugada se disputó como si fuese la última de una final. En ese ambiente espeso se produjo un particular cruce entre el entrenador del Fortín, Alexander Medina, y el jugador millonario, Enzo Pérez.

Fue a los 70 minutos cuando hubo un forcejeo entre Milton Casco y el juvenil Julián Fernández en el que ambos terminaron en el piso, pero el jugador velezano se tomó el rostro mientras el defensor de River Plate quiso sacar de inmediato el lateral.

Ahí Medina le reclamó al árbitro una tarjeta en contra de Casco y dialogó con uno de los asistentes. En ese momento se acercó Matías Biscay, ayudante técnico de Marcelo Gallardo, que lo tomó del brazo izquierdo al Cacique. Pero hubo una razón por la cual Biscay intervino y fue el cruce que tuvieron el DT de Vélez y Pérez, que se mostró en la reiteración. Medina le indicó al volante que su jugador sufrió un golpe en la boca y se quejó porque lo empujaron. Al no ponerse de acuerdo le gritó al mendocino “cerrá el orto”.

Desde el inicio Vélez mostró sus credenciales y se plantó en el campo rival. Luego de un doble error de Héctor Martínez que terminó en un penal del propio defensor millonario sobre Lucas Janson que desde los doce pasos abrió el marcador.

Las mejores alternativas de la victoria de Vélez ante River Plate

Fue un encuentro en el que Vélez fue superior a River Plate y tuvo varias llegadas para poder ampliar su diferencia, pero falló en la puntería y también se encontró con un Franco Armani que tuvo una gran noche y en una de sus tapadas evitó el segundo tanto del Fortín. En el segundo tiempo el equipo de Medina tuvo cuatro chances claras para poder convertir otro gol, aparte del anulado por posición adelantada. Y ya en tiempo adicionado Abiel Osorio pegó una pelota en el travesaño. El resultado final no condice con el trámite del partido y cantidad de llegadas.

Pero River Plate deberá mejorar mucho de cara a la revancha ya que este miércoles fue superado por Vélez, cuya mínima diferencia deberá defender en el Estadio Monumental. Será una semana de replanteo y mucho trabajo para el plantel del Muñeco ya que si aspira a meterse entre los ocho mejores del certamen deberá cambiar de forma drástica su labor respecto de lo que mostró en Liniers.

El elenco de Gallardo deberá mostrar otra cara para poder avanzar en el principal certamen de clubes de Sudamérica y conseguir la quinta corona en la competición. De la mano del Muñeco el club de Núñez ganó sus últimas dos Libertadores, en 2015 y 2018. Mientras que Vélez aspira a ganar su segundo título en el torneo, luego del conseguido en 1994. En 2011 se quedó cerca cuando llegó a las semifinales.

SEGUIR LEYENDO