Con un Giannis Antetolounmpo encendido, Milwaukee Bucks superó a Phoenix Suns y se quedó con el quinto juego de las finales de la NBA

El griego marcó 32 puntos en el triunfo de su equipo por 123 a 119 en el Foolprint Center y poner la serie 3 a 2 a su favor. Las imágenes


Milwaukee Bucks (3) quedó esta madrugada a un triunfo de adjudicarse el título de la NBA de básquet al derrotar como visitante a Phoenix Suns (2), por 123 a 119, en el quinto encuentro de la serie decisiva, pautada a un máximo de siete.

El campeón de la Conferencia Este hilvanó su tercer éxito en hilera con la siguiente progresión: 21-37, 64-61, 100-90 y 123-119.

El encuentro se desarrolló en el Foolprint Center de la ciudad de Phoenix, estado de Arizona. La serie se trasladará el martes al Fiserv Forum de Milwaukee, en Wisconsin.

En el quinteto ganador sobresalió, una vez más, el ala pivote de pasaporte griego, Giannis Antetolounmpo, con un saldo de 32 tantos (14-22 en dobles, 0-1 en triples, 4-11 en libres), 9 rebotes y 6 asistencias en más de 40 minutos que permaneció en cancha.

En tanto, el base Jrue Holiday, convocado para el seleccionado estadounidense que celebrará los Juegos Olímpicos de Tokio, acumuló 27 unidades (9-14 en dobles, 3-6 en triples), 13 asistencias y 4 rebotes, en casi 42 minutos, según indicó un reporte de la NBA. Por su lado, el escolta Khris Middleton terminó con una planilla de 29 puntos, 7 rebotes y 5 pases gol en 44 minutos.

En el quinteto dirigido por el DT Monty Williams lo mejor llegó de la mano del perimetral Devin Booker, quien firmó un balance de 40 tantos (15-29 en dobles, 2-4 en triples, 4-5 en libres), 4 rebotes, 3 asistencias y 2 robos en 41m. Mientras que el armador Chris Paul culminó con una renta de 21 unidades y 11 pases gol en 35m.

Los Suns dominaron claramente durante el primer cuarto, pero los Bucks recompusieron la línea y marcaron 43 tantos en el segundo capítulo. En el tercer segmento, la ventaja de los dirigidos por Mike Budenholzer se amplió a 10 tantos (100-90). En los últimos doce minutos, el equipo local sacó provecho de un juego más trabado y menos fluido, a punto tal que se puso un punto por debajo (119-120), cuando restaba menos de un minuto.

Una combinación de Holiday con Antetokounmpo permitió la volcada y lucimiento del griego, que garantizó una ajustada victoria para el elenco visitante.

SEGUIR LEYENDO