Cuál ha sido el peor momento de Checo Pérez en la Fórmula 1

En vísperas de disputar el Gran Premio de Mónaco con Red Bull, el piloto mexicano recordó cuál ha sido su anécdota más amarga como protagonista de la Fórmula 1

El piloto mexicano sufrió un aparatoso accidente el 28 de mayo de 2011, cuando corría para la escudería Sauber y se preparaba para disputar el Gran Premio de Mónaco.

Luego del polémico segundo lugar que obtuvo durante el Gran Premio de España Sergio Pérez, ya se prepara para realizar su aparición en el Gran Premio de Mónaco. Aunque buscará repetir entre los tres primeros lugares de la competencia, la pista enclavada en el corazón de la ciudad francesa le trae el recuerdo de su peor momento en la Fórmula 1, cuando padeció un aparatoso accidente durante la ronda de clasificación que lo dejó fuera.

En una comparecencia ante medios de comunicación, el mexicano reconoció que el trazado de la pista y la dificultad la vuelven una de las más atractivas de la temporada. Sin embargo, cualquier distracción puede traer consigo contratiempos que afectan al desempeño de los pilotos o, incluso, la integridad de sus monoplazas como le ocurrió el 28 de mayo de 2011.

“Me encanta la pista, es simplemente genial. No puedes cometer un error en Mónaco porque si lo haces normalmente es muy costoso. Tuve un gran accidente en mi primer intento en la Q3 de Mónaco, cuando perdí el coche al salir del túnel. Fue probablemente mi peor momento en la Fórmula 1, pero aún así me encanta ese lugar y conducir en esa pista”, recordó.

El golpe en el C30 de Pérez fue absorbido por el amortiguador en una bifurcación de la pista (Foto: Twitter/@LupionGP)
El golpe en el C30 de Pérez fue absorbido por el amortiguador en una bifurcación de la pista (Foto: Twitter/@LupionGP)

El suceso quedó registrado en video. En la vuelta 10, el piloto mexicano recién había salido del túnel de la pista pero un desnivel en el asfalto le hizo perder el control de su vehículo. Aunque trató de recomponer la ruta del monoplaza con un giro brusco, este se impactó en el muro de contención provocando averías irreversibles en todas las piezas ubicadas en el costado derecho del Sauber C30.

El accidente no culminó ahí. Sin la llanta delantera derecha se volvió imposible el control del automóvil, mismo que continuó desplazándose hacia el frente. El único objeto que logró frenar la intempestiva marcha del C30 fue el amortiguador colocado para señalar la bifurcación en la pista, pero el impacto no dejó de ser aparatoso. Al notar el percance, las autoridades indicaron la suspensión parcial de la clasificación.

Los siguientes instantes fueron de enorme tensión para los pilotos. El mismo desnivel le había dado problemas al piloto Nico Rosberg en instantes previos, aunque logró controlar su automóvil y seguir en la competencia. No obstante, el choque de Pérez recordó al padecido por el conductor austriaco Karl Wndlinger, durante el GP de 1994, en el mismo lugar y que lo mantuvo en coma durante algunas semanas.

Checo Pérez no pudo correr el GP de Mónaco por seguridad, pues durante el accidente padeció una conmoción cerebral (Foto: Twitter/@virtualismex)
Checo Pérez no pudo correr el GP de Mónaco por seguridad, pues durante el accidente padeció una conmoción cerebral (Foto: Twitter/@virtualismex)

El personal de seguridad y médico no demoró en aproximarse al lugar de los hechos para maniobrar y poner a salvo al piloto mexicano. Aunque no se especificó en qué momento, el propio conductor aseguró haber padecido una ligera conmoción cerebral durante algunos instantes.

De igual forma, en las horas posteriores al accidente se rumoró la posible fractura o esguince en la pierna derecha del piloto. Sin embargo, la situación se descartó cuando fue ingresado en el Hospital Princesa Gracia, nosocomio en el cual permaneció durante la noche posterior para observar su evolución de cerca. Dicha situación le impidió salir en la parrilla del Gran Premio de Mónaco de la temporada 2011.

Checo Pérez corría para la escudería Sauber cuando se accidentó en el GP de Mónaco 2011 (Foto: Gettyimages)
Checo Pérez corría para la escudería Sauber cuando se accidentó en el GP de Mónaco 2011 (Foto: Gettyimages)

A pesar de ello, Pérez confía en realizar una buena clasificación bajo el cobijo de la escudería Red Bull, pues el lugar obtenido durante dicha ronda puede dictar el destino de la competencia.

“Mónaco es uno de los fines de semana más especiales de la temporada, especialmente la Q3 del sábado. La clasificación puede llegar a ser muy intensa allí porque sabes que el 99% de tu resultado está hecho el sábado”, aseguró.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR