Un ex futbolista del Manchester City reveló cómo despilfarraba su sueldo: “Gasté 150 mil dólares en una noche”

Micah Richards estuvo 10 años en el conjunto inglés y contó que su salario aumentaba tanto que gastaba el dinero en cosas que no necesitaba

Micah Richards ganó cuatro títulos en el Manchester City (Reuters)
Micah Richards ganó cuatro títulos en el Manchester City (Reuters)

Los futbolistas de las principales ligas de Europa tienen salarios exorbitantes en comparación con los que se cobran en otras profesiones e incluso en otros deportes. Debido a cómo funciona el negocio, muchos de ellos se encuentran ganando fortunas sin siquiera saber cómo administrarlas y este fue el caso de Micah Richards, quien supo ser una joven promesa de Manchester City y esta semana contó cómo vivió aquella etapa de su vida.

Con apenas 33 años, el ex jugador inglés se ha retirado de la actividad y en la actualidad se desempeña como comentarista deportivo. En 2005, debutó con la camiseta del cuadro celeste y de repente se encontró con más ceros en su cuenta bancaria de los que hubiera imaginado: “Imagínate pasar de 500 libras por semana a 5.000 por semana... y luego pasar de 5.000 por semana a 50.000 (USD 61.300, a precio actual) por semana”, explicó en diálogo con The Athletic.

Richards dejó en claro que en aquel entonces él era un joven de 18 años con un sueldo que excedía con creces sus gastos para necesidades básicas: “Recuerdo que un paquete de pago era como de 250.000 libras (USD 306 mil) por un mes. Estaba en el campo de entrenamiento, solo miraba mi boleta de pago y pensaba: ‘Guau. ¿Cómo?’”.

Micah Richards estuvo 10 años en Manchester City (Getty Images)
Micah Richards estuvo 10 años en Manchester City (Getty Images)

A esto, hay que sumarle la cantidad de premios que recibía por acumular minutos o los que conseguía cuando el equipo clasificaba a un certamen internacional, pasaba de ronda o cosechaba algún título. Es que él también recibía esos cheques pese a que no era titular todavía. Ante esa realidad y sin pensarlo demasiado, empezó a realizar gastos innecesarios.

“¿Qué puedes hacer? Sé lo que hice. Salí directamente y me compré un Ferrari. Ya tenía un Range Rover y un Aston Martin, pero pensé: ‘Ya es hora’. Me compré un Ferrari, un F430. Luego un 458 Speciale”. Poco después, inició la adquisición de propiedades: “Compré esta casa de siete habitaciones y 3 millones de libras esterlinas y vivía con dos hermanos, dos primos, mi mejor amigo. Donde vivía ya era más que suficiente, pero esto es lo que pasa cuando eres futbolista. Siempre es, ‘¿Quién tiene la mejor casa? ¿Quién tiene el mejor auto? Nunca puedes simplemente estar contento. Siempre tienes que querer más”.

Richards, quien disputó algunos partidos con la selección de Inglaterra, no escatimó en las fiestas, en las que se hacía cargo de los gastos de sus amigos y solía pagar cuentas que oscilaban entre los USD 24 mil y USD 36 mil. Pero, su despilfarro se terminó luego de una noche de descontrol: “Esa costó más de USD 150.000 en una noche... Era tan exagerado que dábamos propinas y solo queríamos la botella más grande (de champán), que estaba apenas por debajo de los USD 100.000. Y fue en ese momento que mi mentalidad cambió. Había reservado para ir durante un mes, pero llegué a casa después de tres semanas y dije: ‘Ya no puedo hacer esto. No puedo. Voy a terminar sin dinero’”.

El ex lateral derecho, que estuvo 10 años en el Manchester City y disputó más de 200 partidos con el conjunto celeste, conquistó dos Premier League, incluida la histórica obtenida en 2012 con aquel gol de Sergio Kun Agüero en el último minuto de la jornada final. Luego, tuvo un olvidable paso por la Fiorentina de Italia y, entre 2015 y 2019, se desempeñó en Aston Villa.

Según contó, esa noche cambió su vida y empezó a cuidar su dinero porque advirtió que podría quedar en bancarrota, como le ha pasado a otros deportistas a lo largo de la historia. En la actualidad, se desempeña como comentarista de la televisión británica.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR