Tras la salida de Messi, Barcelona decidió no renovarle contrato a uno de sus hombres más cercanos

Pepe Costa, su amigo y consejero, y responsable de la oficina de atención al jugador del Barça, finalizó su vínculo el pasado 30 de junio y será reemplazado. Pero su futuro continuaría ligado a la Pulga

Costa, con Messi y Luis Suárez, en Barcelona
Costa, con Messi y Luis Suárez, en Barcelona

En España, es señalado como la “sombra” de Lionel Messi desde hace más de una década. Y, así como la Pulga no continuará en Barcelona, la institución blaugrana no le renovará el contrato, que también venció el pasado 30 de junio.

Se trata de Pepe Costa, responsable de la oficina de atención al jugador del Barça. Según consignó el diario As, incluso ya tendría reemplazante designado: el ex taekwondista y campeón olímpico, Joel González.

¿Cuál era el rol de Costa? Algunos lo llaman “el conseguidor” del Barcelona, porque era el encargado de encontrar soluciones para los miembros del plantel futbolístico, con foco principal en los recién llegados a la ciudad. Sin embargo, de un tiempo a esta parte se transformó, especialmente, en vocero, acompañante, gestor y, si hace falta, guardaespaldas de Messi. Rompió la barrera de lo laboral y se convirtió en su amigo y consejero, al punto de pasar fechas especiales y cumpleaños juntos. De hecho, estuvo en Ibiza, en la última parte de las últimas vacaciones de la familia del delantero.

Ex marcador central, surgido de las divisiones inferiores del Culé (La Masía), Costa se retiró jugando en el Murcia y en el Sabadell (otro equipo catalán). El permanecer en el ambiente futbolístico le permitió relacionarse con Sandro Rosell, entonces ejecutivo de la empresa Nike en Brasil, y allí vivió varios años. Cuando Rosell asumió como vicepresidente del Barcelona en la gestión de Joan Laporta, en 2003, se llevó a Pepe para gestionar la oficina de atención al jugador, aunque terminó mucho más cerca de Messi que del resto de sus compañeros por una cuestión de afinidad.

Costa, junto a Messi y Mascherano, en uno de los vuelos a Buenos Aires
Costa, junto a Messi y Mascherano, en uno de los vuelos a Buenos Aires

Si bien la función de Costa es asistir a los jugadores en su integración a la ciudad y al club, puede decirse que está mucho más abocado a solucionar los problemas de Messi que del resto. Tiene vía libre para viajar con él a la Argentina en cada convocatoria de la selección (función en la que reemplazó al fisioterapeuta del club, Juanjo Brau) y fue reemplazando al padre, Jorge Messi, en algunos trámites y representaciones.

El hijo de Pepe Costa, Álvaro, también vivió en Brasil y resultó muy importante para el Barcelona por su muy buen dominio del portugués y su heredada capacidad para relacionarse con los jugadores y el ambiente del fútbol, como por ejemplo, en la adaptación de Neymar, cuando llegó en 2012 procedente del Santos. De hecho, el crack se lo llevó a París como asistente personal cuando pasó al PSG.

¿Cuál será el futuro de Pepe? En España aseguran que pasará a formar parte drectamente del equipo de Messi. y partirá junto a él en su próximo desafío, que todo indica será, justamente, en el gigante francés. Así, su historia en el Barcelona, así como sucedió con Leo, también llegó a su final.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR