Batalla campal en un evento de judo de niños: padres, espectadores y luchadores terminaron a los golpes

El hecho sucedió en Daguestán, Rusia. Los organizadores decidieron no entregar medallas y analizan suspender de por vida a varios protagonistas del escándalo

Batalla campal durante un evento de judo en Rusia

Este sábado la barbarie se apoderó de un evento deportivo en Rusia que debía ser simplemente una competencia amistosa de la categoría junior de luchadores de judo de las ciudades de Daguestán y Osetia. Una pelea en las gradas se desmadró, llegó hasta las colchonetas y por la cantidad de gente que se sumó al conflicto todo terminó en caos.

Khabib Magomedov, presidente de la comisión disciplinaria de la Federación de Judo de Daguestán, explicó a RIA Novosti cómo inició el episodio: “Todo comenzó cuando los atletas lucharon durante más de diez minutos. Uno de los espectadores daguestaníes gritó, agitó la mano o gritó ‘¡Hurra!’ A la afición osetia no le gustó. Comenzó una pelea en la que los deportistas fueron arrastrados, como me explicaron testigos presenciales”.

Es que en realidad fueron do espectadores los que protagonizaron una discusión verbal a la que se fue sumando más gente y que cruzó los límites al saltar a la agresión física. Los videos muestran que cerca de 50 personas se tomaron a golpes y debido a la magnitud la violencia llegó hasta las lonas, donde estaban los jóvenes luchadores.

Los judocas de la categoría junior también se sumaron al combate lanzando puñetazos a todo aquel que se les acercaba. Y debido a esto el evento tuvo que suspenderse.

Magomedov anticipó que los atletas que participaron de la batalla serán descalificados, además de señalar que no hubo medallas para nadie. A su vez, se analizan suspensiones de por vida para todo aquel que formó parte de este episodio que recorre el mundo y generó vergüenza al mundo del judo.

En las redes sociales, el episodio se viralizó rápidamente y varios usuarios se mostraron molestos con lo sucedido ya que este tipo de situaciones no deberían darse jamás en un evento deportivo y mucho menos en uno de categoría junior. “Este es el ejemplo que le damos al mundo”, escribió un hombre indignado mientras que otro bromeó: “Habría que agregarle música de Benny Hill”

MÁS SOBRE ESTE TEMA: