“Fue un choque fuerte y ruidoso”: la hipótesis de los vecinos que aportaron nuevos detalles sobre el accidente de Tiger Woods

Algunos residentes de Rolling Hills Estates revelaron su versión del episodio que puso en riegos la vida del legendario golfista

Así quedó el coche de Tiger Woods tras su brutal accidente al sur de California (EFE)
Así quedó el coche de Tiger Woods tras su brutal accidente al sur de California (EFE)

Era una mañana común y corriente en la tranquila ciudad de Rolling Hills Estates cuando un fuerte estruendo rompió el silencio y sacudió algunos árboles. Ese potente impacto del coche de Tiger Woods llamó la atención de varios vecinos del lugar, aunque no mucho porque es un tramo de la carretera donde ocasionalmente hay accidentes. Aunque rara vez tan ruidosos. Y nunca es una celebridad.

El brutal choque del legendario golfista de 45 años todavía tiene en vilo a los residentes de esta pequeña localidad de Los Ángeles, California. Fueron ellos quienes alertaron a la Policía de lo sucedido y quienes ahora explican qué pudo haber pasado para que Tiger Woods perdiera el control.

“Fue un choque fuerte y ruidoso”, dijo James Carroll, jubilado de 58 años, quien estaba con su perro Buddy cuando escuchó el estruendo y pensó que uno de sus árboles se estaba cayendo, o tal vez la cerca de su patio trasero se estaba derrumbando. “Miramos colina abajo. No vimos ningún accidente ni escuchamos nada hasta un poco después, cuando oímos a los primeros en responder. Entonces supimos que hubo un accidente. Suceden aquí todo el tiempo“, agregó en su diálogo con The Washington Post.

La escena del accidente de Tiger Woods

La casa de Carroll está situada en una calle sin salida en lo profundo de una subdivisión de ladera. Pero las casas en su calle y las cercanas de Rockbluff Drive representan el extremo sur del vecindario, y sus patios traseros llenos de árboles presentan pendientes empinadas hasta Hawthorne Boulevard, la calle concurrida en la que chocó Tiger Woods. Los automovilistas ven árboles si miran hacia arriba pero los residentes tienen una vista privilegiado de ese tramo donde el deportista chocó su SUV Genesis GV80.

James Carroll dijo que hubo al menos 30 accidentes a lo largo de ese tramo descendente y curvo durante los 50 años que lleva en el vecindario, e incluso recordó que su padre solía bajar por la ladera de su patio trasero para atender a las víctimas en la década de ’70 y ’80.

Otro de los testimonios valiosos es el de John Hodgkinson, también jubilado, de 77 años, quien escuchó a un vecino que hablaba de que un vehículo se había estrellado cerca de su casa. Luego, al ver que los helicópteros de los canales de TV llegaban al lugar, sintonizó las noticias y supo de qué se trataba.

“No sabía que era Tiger Woods hasta que lo vi en las noticias. Solo pensé, ‘Oh no, otro más’. Tenemos muchos accidentes allí”, dijo Hodgkinson, quien tiene su propia teoría sobre lo ocurrido.

La Policía va a investigar la “caja negra” del coche de Tiger Woods para saber con precisión a qué velocidad manejaba cuando perdió el control (Foto: REUTERS)
La Policía va a investigar la “caja negra” del coche de Tiger Woods para saber con precisión a qué velocidad manejaba cuando perdió el control (Foto: REUTERS)

“La carretera gira casi hacia el este, justo donde Woods no se dio cuenta de eso. Describiría este tramo como bastante peligroso. La gente se sale de la carretera con bastante frecuencia. Escuché que ocurrió a las 7 en punto de la mañana y creo que vas directo al sol en ese tramo de la carretera. Ese día no había niebla“, explicó.

Todavía hay una investigación en curso para esclarecer el caso. Primero que nada, la Policía descartó rápidamente que el golfista haya estado bajo la influencia de alcohol, drogas o algún tipo de estupefaciente. También descartaron que el clima le haya jugado una mala pasada. Ahora apuntan a investigar la “caja negra” del coche de Tiger Woods para saber con precisión a qué velocidad manejaba cuando perdió el control y determinar si hubo alguna falla en su vehículo o una distracción.

Mientras tanto, el deportista de 45 años se recupera de la cirugía a la que se sometió en el Centro Médico Harbor-UCLA para corregir las fracturas en su pierna derecha. Aunque se siente frustrado por lo acontecido, desde su entorno afirman que desea recuperarse para volver a jugar.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: