Opacó a Messi y le arrebató la titularidad a Falcao, pero una declaración polémica lo condicionó y nunca volvió a ser el que prometía

Hugo Rodallega tuvo un inicio espectacular en su carrera, al punto de dejar al argentino en un segundo plano en su primer torneo con la selección argentina. Hoy, con 35 años, lucha por recuperar su instinto goleador en el fútbol turco

Rodallega vivió su mejor momento deportivo en 2005
Rodallega vivió su mejor momento deportivo en 2005

Si le preguntaran a cualquier joven amante del fútbol cuál es su sueño, sin duda que la mayoría (por no decir todos) dirían que debutar en primera, salir campeones con su club y su selección y convertirse en el mejor futbolista de la historia. Mientras que pocos son los que alcanzan estos objetivos, hay muchos otros que lamentablemente quedan en el camino.

La historia del delantero colombiano Hugo Rodallega es una de estas últimas, ya que con 19 años conquistó un Sudamericano Sub-20, opacando a jugadores como el propio Lionel Messi o relegando al banco de suplentes a Radamel Falcao.

Rodagol terminó levantando aquel trofeo, y meses más tarde se consagró campeón del campeonato local con el Deportivo Cali. A partir de ese momento parecía que su carrera iba a ir en ascenso, pero desafortunadamente fue todo lo contrario.

Hugo Rodallega fue el goleador del Sudamericano Sub-20 de 2005
Hugo Rodallega fue el goleador del Sudamericano Sub-20 de 2005

El nacido en Valle del Cauca alcanzó su primer sueño en 2004, cuando debutó en la primera del Deportes Quindío erigiéndose como el goleador del equipo con 20 goles en 42 partidos. Sus movimientos dentro del área y su físico destacaban sobre el resto, y fue allí cuando el Deportivo Cali apostó por él en 2005, el mejor año de su vida deportiva.

En enero, Rodallega se encontró con que iba a formar parte del Sudamericano Sub-20, que se llevó a cabo en su país, pero partiría desde el banco, al tener por delante nombres como Falcao García, Oscar Briceño y Dayro Moreno.

Sin embargo, poco le duró aquella condición de suplente, ya que en el primer partido del torneo ante Bolivia iba a dar su primer espectáculo a nivel internacional. Aquel 14 de enero, ingresaba al Estadio Centenario en el segundo tiempo en reemplazo de Radamel Falcao y en tan solo 15 minutos sentenció un encuentro que todavía estaba abierto. Con cuatro goles (50′, 83′, 85′ y 88′) se convirtió en el mejor jugador de la jornada en lo que fue la victoria por 5-0.

“Se me erizó la piel cuando los hinchas empezaron a corear mi nombre, y creo que les respondí más de lo que ellos esperaban. Sobre que chiflaron al equipo, creo que estaban más ansiosos que nosotros, y al final, con los goles, terminaron complacidos y apoyándonos”, reconocía luego en declaraciones a El Tiempo. Desde ese momento, Eduardo Lara (entrenador) comenzó a darle más minutos en el campo a costa del Tigre.

El colombiano conquistó un Sudamericano Sub-20 y un campeonato local con el Deportivo Cali (Federación de Fútbol de Colombia)
El colombiano conquistó un Sudamericano Sub-20 y un campeonato local con el Deportivo Cali (Federación de Fútbol de Colombia)

Los cafeteros no perdieron ningún partido de aquel Grupo A, el cual también compartían con la selección argentina de Lionel Messi. Ambos combinados terminaron primeros con 10 puntos, ganando tres enfrentamientos y empatando 1-1 entre ellos.

Incluso quedó en la historia una anécdota que protagonizó con el Diez albiceleste, a partir de una declaración que de alguna manera lo condicionó a lo largo de su carrera. “El tema mío dio mucho de qué hablar porque todos sabemos que Messi tenía muchos años en el Barcelona, hizo toda su formación ahí y por las condiciones que tenía en ese momento la gente espera muchísimo de él”, recordaba un tiempo después en diálogo con Cultura de Gol.

“Aparezco yo en un partido en el que vengo de suplente y hago cuatro goles en 45 minutos, de ahí en adelante empiezo a ser titular, Falcao ya no jugaba, me convertí como en el referente y goleador. Viene un periodista precisamente antes de jugar contra Argentina en Armenia. Ese día el periodista me quiso dar a entender que yo era mejor que Messi. Yo le dije: ‘Acá no se trata de quién es mejor, se trata de que soy el goleador del torneo y de que la selección está bien, estamos ganando y estamos a punto de meternos a las finales’. Éramos muy niños y se dio esa oportunidad para mí, la aproveché, la disfruté, y eso me impulsó mucho. Pero no hay nada de qué hablar ni que comparar, Messi es el mejor de la historia”, sentenció.

Recientemente, en una entrevista con Gol Caracol recordó nuevamente esa anécdota, y reveló la charla que tuvo con el argentino en Holanda, durante la Copa del Mundo sub-20 de 2005. “Me preguntó: ‘Che, Hugo, ¿vos dijiste esto (que era mejor que él)?’. Y yo le dije, entre risas: ‘No, cómo se te ocurre’, y tema aclarado. La gente quiso hacer creer que eso lo había dicho yo”.

En la fase final, Colombia se impuso al resto y se coronó campeón del torneo, pero lo más destacable fue que, con sus 11 goles, Rodallega opacó a la Pulga (terminó con 6 tantos) y se convirtió en el máximo anotador de un Campeonato Sudamericano Sub-20 hasta hoy, por delante de grandes jugadores como Neymar (9 en 2011), Giovanni Simeone (9 en 2015) y Edinson Cavani (7 en 2007), entre otros.

En el Mundial Sub-20 de Holanda (2005) Messi se reivindicó de lo hecho en el Sudamericano, fue el goleador y el MVP (AP)
En el Mundial Sub-20 de Holanda (2005) Messi se reivindicó de lo hecho en el Sudamericano, fue el goleador y el MVP (AP)

Aquel trofeo, sin embargo, no iba a ser el único que cosechó ese año, ya que en julio comenzaba el Torneo Finalización, el cual conquistó con el Deportivo Cali siendo el máximo artillero de la liga (12 goles). Una serie de destacables actuaciones que le abrieron las puertas al exterior.

En 2006 arribó a suelo azteca con 21 años, y allí también fue figura, pasando por clubes como el Monterrey, Atlas y Necaxa, en este último fue donde se caracterizó por ser un goleador nato, convirtiendo 25 tantos en 50 partidos. Con su bolsa de goles a las espaldas, fue el turno de emigrar al viejo continente, cuando el Wigan abonó 4,8 millones de euros en 2008 para hacerse con sus servicios.

Pero su rendimiento iba a comenzar a flaquear. Dentro de la Premier League permaneció durante seis años: cuatro temporadas en el Wigan y otras dos en el Fulham, equipo con el que sufrió el descenso en 2014 y en el que permaneció durante una temporada más en la Championship.

Rodallega ya no era ese goleador que había deslumbrado con la camiseta de la selección colombiana ni con la del Deportivo Cali, y tras su intento fallido por recuperar la categoría con el conjunto londinense emigró al fútbol turco, pasando por el Akhisar Belediyespor (2015 a 2017), el Trabzonspor (2017 a 2019), en donde volvió a convertirse en máximo artillero de la Copa de Turquía, y finalmente al Denizlispor (2019 al presente). Hoy se ubica séptimo en la tabla de goleadores de la SuperLiga de Turquía, con nueve goles en 24 partidos y a nueve del líder: Aaron Boupendza.

Rodallega milita en el fútbol turco con la idea de regresar a América (rodallega20)
Rodallega milita en el fútbol turco con la idea de regresar a América (rodallega20)

Ahora, con 35 años, todavía mantiene esa sed de competir intacta y, entendiendo que se acercan los últimos compases de su carrera profesional, comenzó a barajar la idea de volver al fútbol colombiano: “Me encantaría ponerme la camiseta del América (Cali). Además de que hay que negociar, ellos deben ver si me necesitan en su equipo. No es que yo coja mis maletas y me vaya”, aseguró en conversación con Carrusel Caracol de Caracol Radio a mediados de enero.

“Eso sí, dejo algo muy claro, ojalá mi último partido como profesional sea con Quindío, ojalá lo pueda cumplir (…) Estoy dispuesto a renunciar a muchas cosas por vestir la camiseta del América y retirarme en Quindío”, concluyó el delantero que lleva en su historial 193 goles, 185 a nivel de clubes y 8 en la Selección Colombia de mayores, donde fue convocado por última vez en 2011.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:


Últimas Noticias

MAS NOTICIAS