Franz Beckenbauer: “Maradona fue el mejor en los 70 y los 80. Y los europeos bien podrían haber aprendido algunas cosas de él”

El legendario ex futbolista y entrenador alemán habló con Infobae y dejó algo en claro: su admiración no se limita al Maradona jugador; lo reverencia también como persona

Especial para Infobae
Diego y Beckenbauer, una historia de rivalidad y respeto
Diego y Beckenbauer, una historia de rivalidad y respeto

No lo dice cualquiera, lo dice Franz Beckenbauer: Diego Maradona fue el mejor futbolista de los 70 y los 80. Y los europeos bien harían en aprender algunas cosas de él en cuanto a cómo tratar a la gente.

“Fue un genio. Y en los años 70 y 80 fue el mejor futbolista del mundo, ¡no tengo ninguna duda!”, dijo a Infobae el alemán, cuya carrera de técnico fue marcada por el argentino.

Beckenbauer, de 75 años, es considerado uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, y fue, además, un gran entrenador. Perdió con la Argentina de Maradona la final de México 86, pero se tomó revancha en la de Italia 90. Hace ya tiempo que el Kaiser se retiró del primer plano y de que no habla con los medios, pero la muerte de Maradona lo impactó profundamente. Por eso quiso hablar con Infobae: quería despedirse del hombre al que admiró.

“Diego fue para mí el mejor jugador de su generación, pero en lo personal era, además, un hombre generoso. Es triste que se haya ido así”, se lamentó el ex defensor.

En la Argentina no siempre se termina de advertir la profunda admiración y respeto que el fútbol alemán tiene por el argentino. Moderada en los últimos años por la seguidilla de victorias de la Mannschaft sobre la celeste y blanca en los Mundiales de Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, pero admiración al fin.

En Alemania 2006, en las horas previas al choque por los cuartos de final en el Estadio Olímpico de Berlín, el mundo futbolístico alemán temblaba ante la posibilidad de que José Pekerman optara por “los bajitos”. Finalmente no fue así, Lionel Messi siguió el partido desde el banco, y Alemania se llevó el pase a semifinales en los penales.

En Sudáfrica 2010, con Maradona como técnico y Joachim Löw en el banco rival, Alemania logró algo con lo que ni se hubiera atrevido a soñar: un 4-0 sobre uno de sus rivales más temidos. Aquella vez, Maradona acusó a los alemanes de que no se les había “caído una idea”. De alguna manera le quitó fuerza a ese mito argentino para cuya construcción él había sido decisivo como jugador. Pero Beckenbauer mira más allá, él no reverenció solo al Maradona futbolista: admiró al Maradona persona.

"El Kaiser" en sus tiempos como líder de la selección alemana
"El Kaiser" en sus tiempos como líder de la selección alemana

“Después del Mundial de 1978 hice una gira por Sudamérica con el Cosmos de Nueva York. Jugamos un partido contra el Sub-21 de Argentina, esa fue la primera vez que vi a Maradona. Enseguida me dije a mi mismo: ¡Esto no es un futbolista, es un artista, un bailarín!”.

Los recuerdos de Beckenbauer fluyen con fuerza, el alemán tiene bien presente aquellas sensaciones de hace más de 40 años.

“Eso de que era un artista se confirmaría luego. La verdad, nunca había visto algo así. Era un genio. Incluso jugamos un partido amistoso en 1987 en el que nos perdonaron la vida y perdimos solo 1-0. Y la verdad, yo me mantuve lo más lejos posible de él”, añadió riendo.

Franz Beckenbauer en la final de Italia 90, cuando Alemania venció 1 a 0 a la Argentina de Maradona
Franz Beckenbauer en la final de Italia 90, cuando Alemania venció 1 a 0 a la Argentina de Maradona

Las vidas de Maradona y Beckenbauer tuvieron en común la grandeza de ambos como jugadores, aunque después recorrieran caminos muy diferentes: el argentino se convirtió en un desafiante crítico de todos los poderes, desde el Papa a la FIFA, una especie de outsider del fútbol, mientras que el alemán fue un exitoso seleccionador nacional, presidente de la federación alemana y miembro de la FIFA, que debió dejar en medio de un escándalo de corrupción.

Muchos distinguen al Maradona jugador (brillante) del Maradona persona (discutible), pero Beckenbauer tiene otra opinión.

“Me lo encontré a Diego muchas veces en eventos de la FIFA y de otro tipos de eventos alrededor del mundo. Era la clase de persona que se te acercaba y te daba la mano. Los europeos bien podrían haber aprendido algunas cosas de él. Siempre amistoso, siempre simpático. Una verdadera personalidad”.


Seguí leyendo:

Así despidieron los diarios del mundo al ‘D10S’ del fútbol

Radiografía de los últimos días de Maradona antes de su muerte: la confesión que sorprendió a su círculo íntimo

La herencia de Maradona: la impactante lista de bienes y contratos que tenía