Diego Pablo Simeone y Ronaldo compartieron el vestuario del Inter entre 1997 y 1999. Ambos recién habían llegado al club, pero por entonces ya eran dos pesos pesados en el mundo del fútbol. Puertas adentro de ese monstruosos club había otros apellidos de jerarquía pero ellos fueron los que dirimieron cómo se repartirían los premios.

Así lo relató el brasileño Zé Elías en una entrevista que realizó durante las últimas horas en la cadena ESPN. “La primera charla o discusión que tuve sobre premios fue en Inter de Milán. Ronaldo era líder, el personaje. ‘Los premios son iguales para todo el mundo’”, contó el mediocampista que se retiró en 2009 pero estuvo durante dos temporadas con la camiseta del Neroazzurro.

Justo en esa escena, intervino el Cholo y sembró la polémica: “Simeone levantó la mano y dijo: ‘No, los premios son para los que juegan y los que van al banco’”.

“Ronaldo le dijo: ‘No, son para todo el mundo. La premiación va a ser así porque vienen acá, todos se entrenan, todos tienen su obligación y el entrenador elige quién va a jugar y quién no. Los premios van a ser iguales para todos’”, culminó con su anécdota el hombre que ganó la Copa UEFA en 1998 con los italianos.

Ronaldo llegó en 1997 al Inter luego de jugar en Cruzeiro, PSV y Barcelona (Foto: shutterstock)
Ronaldo llegó en 1997 al Inter luego de jugar en Cruzeiro, PSV y Barcelona (Foto: shutterstock)

Para fines de los 90, Ronaldo era un joven que ya tenía un peso específico gracias a sus implacables actuaciones en el Cruzeiro, el PSV de Holanda y el Barcelona español. Llegó al Inter a mediados de 1997 en una de las transferencias más resonantes de la historia cuando desembolsó 30 millones de dólares por su ficha, una cifra impactante en aquella época.

El atacante brasileño permaneció durante cinco temporadas en el fútbol italiano hasta su traspaso al Real Madrid en 2002. Sin embargo, sólo pudo levantar la Copa UEFA 1998 ya que en abril del 2000 sufrió la recordada lesión en la rodilla derecha durante la final de la Copa Italia y justo cuando retornaba de un parate de seis meses por una complicación en esa misma zona.

El Cholo también arribó al club italiano en junio de 1997 proveniente del Atlético de Madrid y con 27 años. El mediocampista argentino era, por entonces, un apellido de peso que había logrado dos títulos en la entidad española pero ya contaba con un largo recorrido previo en Vélez, Pisa de Italia y Sevilla de España.

Seguí leyendo: