La jugada viral que abrió la polémica

Desde el 1 de junio comenzó a regir la nueva modificación a la regla de los saque de arco impuesta por la FIFA y la International Board (IFAB) que permite a los futbolistas recibir la pelota dentro del los límites del área.

Esto ha cambiado la forma de salir jugando, según mostraron equipos como el Manchester City y la Juventus, entre otros, durante la pretemporada. Pero el Benfica intentó algo diferente.

Para evitar la presión, el arquero Odisseas Vlachodimos hundió el pie en el césped en un saque de arco y levantó la pelota a la altura de la cabeza de uno de los centrales, que aguardaba junto a él. El defensor le devolvió el esférico con un frentazo para que el portero pueda tomarlo con sus manos y la jugada inicie sin problemas.

La acción se volvió viral y abrió las puertas a una posible nueva estrategia para que los equipos puedan salir jugando desde abajo evitando sencillamente la presión del rival. Sin embargo, la maniobra debió haber sido invalidada.

El motivo es que esta estrategia es una manera "deliberada de evadir el pase al arquero", por lo que se debió haber cobrado un tiro libre indirecto dentro del área en favor del Milan. Por la misma razón un futbolista no puede levantar el balón y cabeceárselo a su arquero.

El Benfica se impuso 1 a 0 en el partido gracias al gol de Adel Taarabt a los 70 minutos del partido. El cuadro portugués es el único que hasta el momento ganó los tres partidos que jugó en la International Champions Cup, torneo amistoso que reúne a los mejores equipos del planeta, como la Juventus, el Atlético Madrid, el Real Madrid y el Manchester United, entre otros.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: