No es normal ver un a jugador llorar de tristeza después de marcar un gol. Hay algunos que eligen no celebrar cuando le anotan a su ex equipo, pero lo que hizo Giancarlo Maldonado no se ha visto jamás. El experimentado jugador venezolano del Deportivo Táchira, quien selló el empate en el minuto 91 e hizo delirar de alegría a las fanáticos, rompió en llanto en el instante en el que balón tocó la red.

El 'Capo' Maldonado, de 36 años, puso el 2-2 en el duelo entre Táchira y Academia Puerto Cabello con un espectacular remate desde afuera del área y se puso a llorar. Es que ese gol dejó a La Academia afuera de la Liguilla para luchar por el título y el entrenador de ese elenco es nada más y nada menos que su padre, Carlos Maldonado.

La tristeza de Giancarlo Maldonado al marcarle un gol al equipo que dirige su padre
La tristeza de Giancarlo Maldonado al marcarle un gol al equipo que dirige su padre

Ganaba la Academia, dejaba fuera a Táchira y se metía en la Liguilla por primera vez en su corta historia. Había ambiente de fiesta en las gradas. Pero llegando al segundo minuto de los cinco que el árbitro había adicionado, Giancarlo giró de espaldas al arco desde la frontal del área y envió el balón al palo izquierdo de Eduardo Herrera. Fue un gol de pura calidad pero, sin dudas, uno de los más amargos de su trayectoria deportiva.

El jugador surgido en River Plate de Uruguay mordió su camiseta y lo invadieron las lágrimas. Su papá en el banquillo se rascaba la cabeza y buscaba explicaciones. El dolor de ambos era evidente.

Giancarlo, quien representó a la Vinotinto en dos Copas Américas (2007 y 2011), dejó al cuadro dirigido por su papá fuera del lote de los ocho mejores de Venezuela y eso le provocó una profunda tristeza. No solo por este gol en particular, sino también porque ninguno de los dos equipos pudo clasificarse a la fase final del campeonato, ya que ambos necesitaban una victoria y el empate no les sirvió en absoluto.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: