Dusan Tadic es el goleador del Ajax (AP)
Dusan Tadic es el goleador del Ajax (AP)

El 5 de marzo de 2019 quedará marcado a fuego para Dusan Tadic. Esa noche, en el Santiago Bernabéu, no sólo su Ajax daba vuelta la serie de octavos de final de la Champions League ante el Real Madrid, goleándolo 4-1, sino que para él fue un partido glorioso, que lo proyectó al mundo y que confirmó su gran temporada, luego de las dudas que se habían generado por su larga meseta en los rendimientos.

El primer gol del elenco holandés comenzó con un desborde suyo por la punta derecha, para que Ziyech concretara, pero en el segundo fue cuando apareció todo su talento. Eludió a Reguilón de adentro hacia afuera, desairó a Kroos con un leve movimiento y cuando le salió a marcar Casemiro, hizo la roulette de Zinedine Zidane, girando sobre sí mismo. En ese momento levantó la cabeza, vio llegar al brasileño David Neres y le sirvió un pase perfecto.

Pero eso no fue todo: a los 16 minutos del segundo tiempo, en un contraataque que comenzó Tagliafico, Tadic recibió la pelota al borde del área del Real Madrid, la controló con el pie derecho, la volvió a acomodar y sacó un zurdazo hacia el ángulo superior derecho de Courtois. Hubo un instante de duda porque intervino el VAR para determinar si en el inicio de la jugada, la pelota estaba dentro o fuera del campo de juego, pero finalmente, el gol fue convalidado.

"Este es probablemente el mejor partido de fútbol que jugué en mi vida y estoy orgulloso porque hicimos feliz a mucha gente. Para jugar al fútbol hay que relajarse y disfrutar del juego", manifestó después Tadic, en una definición de su filosofía de juego, en una noche redonda, en la que se dio el lujo de imitar a su admirado Zidane, uno de sus ídolos de la infancia (el otro es Thierry Henry) y a quien solía mirar permanentemente en los videos. "Era muy elegante, un estilista", suele decir del francés, ahora nuevamente entrenador del Real Madrid.

El golazo de Tadic ante el Real Madrid

Siguiendo con los blancos, otro de sus jugadores muy admirados es otro crack que pasó por el Santiago Bernabéu, el montenegrino Pedja Mijatovic (en aquellos tiempos, Montenegro y Serbia integraban la misma selección nacional), autor del gol ante la Juventus que le dio la Champions League de 1998, luego de 32 años sin ganar una Copa de Campeones de Europa.

Quienes lo vieron jugar desde sus inicios, aseguran que puede hacerlo todavía mucho mejor que lo que realizó hasta ahora, a sus 30 años. Tadic, nació el 20 de noviembre de 1988 en la pequeña ciudad serbia de Backa Topola, de 33 mil habitantes y en la que el 58 por ciento son húngaros, entre ellos, sus propios padres.

Empezó jugando en las calles del barrio y luego, en el Backa Topola local, pero fue visto por el ojeador del FK Vojvodina y allí se fue, para debutar a los 18 años en la liga serbia, aunque tenía mejores ofertas de los dos principales clubes del país, el Estrella Roja y el Partizán. Incluso, juró que jamás vestiría esos colores cuando al poco tiempo encontraron muerto al presidente del Vojvodina. Cuatro años después, en 2010, pasó al Groningen holandés. "En Serbia, cuando perdés es como si se muriera alguien, el club tarda en pagarte el sueldo y los hinchas pueden patearte por la calle", se quejó al irse.

En la Eredivise pudo mostrar destellos de su calidad y entonces al poco tiempo fue contratado en 2012 por el Twente por 8 millones de euros. El elenco holandés no se equivocó (marcó 32 goles en 84 partidos) y aunque lo querían Sevilla y Everton, la influencia del entonces entrenador, Ronald Koeman, hizo que terminara firmando en 2014 por el Southampton de la Premier League inglesa (46 goles y 68 asistencias en 161 partidos) por 14 millones de euros.

Tadic fue la gran figura del triunfo del Ajax 4-1 ante el Real Madrid (Reuters)
Tadic fue la gran figura del triunfo del Ajax 4-1 ante el Real Madrid (Reuters)

Pero en el conjunto británico fue de mayor a menor. Diez días antes de su llegada se había ido uno de sus probables socios en el campo de juego, Adam Lallana, al Liverpool, y al año siguiente, emigró al mismo equipo y brilló allí el senegalés Sadio Mané. Así fue que la dirigencia buscó un jugador para acompañarlo. Primero llegó Nathan Redmond, desde el Norwich, y luego, Sofiane Boufal, del Lille. Ninguno de los dos dio en la tecla.

Tadic se encontraba solo en la elaboración de juego sumado a los planteos más conservadores de los entrenadores que le tocaron en St Mary's, el argentino Mauricio Pellegrino, el francés Claude Puel y el galés Mark Hughes. Recién en la segunda temporada, algo más asentado, pudo concretar ocho goles y 13 asistencias, pero no era lo esperado cuando fue contratado.

Después de cuatro temporadas en el Southampton y acercándose a los 30 años, entonces, pocos comprendieron el interés del Ajax por él una vez que terminó el Mundial de Rusia. Más aún, cuando la tradición del club holandés pasa por fichar jugadores jóvenes, con futuro, o directamente acudir a las divisiones inferiores.

Tadic había participado de los tres partidos de la fase de grupos Mundial con la camiseta 10 en su espalda para la selección serbia pero su rendimiento no había tenido nada especial. Todo se resumía a un pase-gol. Con el Southampton, se había salvado del descenso a Segunda por apenas tres puntos en la temporada anterior y nadie entendía por qué el Ajax estaba dispuesto a pagar 12 millones de euros por su pase y aparecieron las quejas de muchos aficionados y críticas en los medios de comunicación.

Tadic usó la dorsal 10 en la selección de Serbia durante el Mundial de Rusia 2018 (AFP)
Tadic usó la dorsal 10 en la selección de Serbia durante el Mundial de Rusia 2018 (AFP)

Sin embargo, así como un holandés, Koeman, insistió para que cuatro años antes lo contrataran en el Southampton, ahora aparecía otro para insistir en su llegada, el entrenador Erik Ten Hag, quien había comenzado a trabajar en el Ajax en diciembre de 2017, apoyado por el director deportivo del club, Marc Overmars.

El fichaje de Tadic por el Ajax resultó un éxito total. Más allá de estar peleando por el título de la Eredivise, pudo eliminar al Real Madrid con un resonante triunfo en el Bernabéu pero más que todo, encontró un sistema de juego elogiado por la gran mayoría, de mucha dinámica y en la que brillan casi todos los jugadores, que elevaron sus cotizaciones.

El Ajax ganó más de cinco partidos marcando cinco o más goles en ellos. Más allá de que los dos jugadores más buscados por otros equipos poderosos europeos son el marcador central Matthijs De Ligt y el volante Frenkie De Jong (éste ya fue transferido al Barcelona para la temporada 2019/20), Tadic encontró, en la dinámica de juego fresca y ofensiva del equipo, muchos socios para compartir su juego.

En una sola temporada en el Ajax, y a los 30 años, Tadic había marcado más goles (30) que en las cuatro del Southampton (23). Hasta la temporada 2018/19, nunca había jugado un torneo de Champions League, sino apenas dos fases de grupos de la Europa League, una con el Twente y la otra, con el Southampton.

Acaso por este presente, Tadic afirma que "me gusta más Holanda, para vivir, que Inglaterra, donde tienen Londres pero nada más. Aquí es diferente. Hay lindos caminos, calles y bares". Aficionado al baloncesto como casi todos los serbios, es seguidor de la NBA y de Los Ángeles Lakers, y siempre que tiene un tiempo libre, practica este deporte, y sabe algo de español por las telenovelas latinas que llegaban a Serbia por la TV.

Con 145 goles en su carrera, en 557 partidos, a los 30 años, Dusan Tadic, de 1,81 metro de estatura y 76 kilos de peso, vive el mejor momento de su carrera, y es el jugador de moda de esta Champions League.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: