(Reuters)
(Reuters)

Cuando aún era futbolista del Manchester United, Cristiano Ronaldo compró una mansión en Cheshire, Inglaterra, por USD 5 millones, pero apenas un año después fue presentado como la nueva figura del Real Madrid. Desde entonces, el luso había intentado vender su hogar sin éxito, hasta esta semana.

El domicilio tiene piscina interior, jacuzzi, sala de vapor, gimnasio, sala de cine y habitación de juegos, además de cinco habitaciones en tres pisos. Como si esto fuera poco, el terreno cuenta con un enorme jardín y un garage doble con espacio para varios vehículos.

El lugar era perfecto para el delantero, pero apenas lo usó un año. Los altos costos de la mansión le impidieron venderla con facilidad hasta que este fin de semana, a más de 10 años de aquella inversión, apareció un comprador.

Desgraciadamente para Cristiano, uno de los futbolistas con más dinero de la actualidad, tuvo que resignar una fortuna para que se concretara la operación. La venta se cerró a cambio USD 4,17 millones, por lo que el futbolista perdió más de USD 820 mil.

Sin embargo, desde 2009 hasta hoy la casa no estuvo desocupada. El futbolista del Manchester United acordó con Ronaldo y a cambio de 9.100 por mes se estableció allí desde 2014.

Las imágenes de la mansión:

MÁS SOBRE ESTE TEMA: