Ilustración del FIFA Gate (Rodrigo Acevedo)
Ilustración del FIFA Gate (Rodrigo Acevedo)

Tras las sentencias por el FIFA Gate, la FIFA, la Conmebol y la Concacaf de declararon víctimas del escándalo y exigieron a través de un escrito al menos USD 165 millones, que según las entidades perdieron debido a la corrupción de sus propios funcionarios.

Este martes la jueza Pamela Chen informó que los organismos serán recompensados, con dinero que deberán aportar los sentenciados, aunque las cifras son ínfimas en relación a lo exigido.

En total, recibirán USD 2.634.683, que se dividirán USD 108,267 para la FIFA, USD 1.742.754 para la Concacaf y USD 783.661 para la Conmebol, según señala el fallo. En el documento, la magistrada calificó como "excesivo" y "frívolo" el pedido de la Casa Madre del fútbol mundial de USD 27 millones por los servicios legales.

En cuanto a los pagos, según informó el periodista estadounidense Ken Bensinger, "(Juan Ángel) Napout tendrá que pagar USD 356 mil solo, otros USD 24 mil dividido entre él y (José Maria) Marin, y otros USD 2,1 millones divididos entre él y todos los otros condenados. Para Marin, la obligación no compartida será USD 137 mil".

Marin y Napout, dos de los dirigentes sudamericanos condenados
Marin y Napout, dos de los dirigentes sudamericanos condenados

El paraguayo, ex presidente de la Conmebol, fue condenado a nueve años de prisión en el juicio por el FIFA Gate luego de que la investigación haya determinado que cobró más de USD 10 millones en coimas. Por su parte, el ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) fue sentenciado a 4 años de prisión.

Por otra parte, este miércoles, el presidente de la Cámara de Resolución de la Comisión de Ética de la FIFA, el griego Vassilios Skouris, decidió que uno de los vicepresidentes, el malayo Sundra Rajoo, deje de participar de forma inmediata en sus actividades mientras se desarrolla una investigación en la que está involucrado.

La FIFA confirmó esta decisión en un comunicado, en el que señala que fue adoptada a consecuencia de la investigación que lleva a cabo la Comisión Anticorrupción de Malasia (MACC) sobre Sundra Rajoo, director del Centro Asiático Internacional de Arbitraje en Kuala Lumpur y también vicepresidente de la Cámara de Resolución de la Comisión de Ética de la FIFA.

 MÁS SOBRE ESTE TEMA: