Las autoridades nacionales continúan investigando el caso de Daniel Correa Freitas, el futbolista del San Pablo que fue asesinado tras ser encontrado en la habitación de Cristina Brittes, madre de su amiga Allana Brittes y esposa del principal acusado Edison Brittes.

El delegado de la causa, Amadeu Trevisan, aseguró que iba a encontrar a todos los responsables. Hasta el momento son siete los acusados de participar en el asesinato del jugador de 24 años, siendo Eduardo Purkote, el séptimo y último detenido.

Edson Brittes, principal sospechoso del crimen, con su hija Allana y su esposa Cristina
Edson Brittes, principal sospechoso del crimen, con su hija Allana y su esposa Cristina

Purkote, quien tiene 18 años y acudió a la fiesta con su hermano gemelo, tuvo presuntamente un rol clave en la espeluznante muerte de Correa. Según la orden que emitió Trevisan, el joven fue detenido por destruir evidencias (el celular), ayudar a romper la puerta de la habitación de Cristina Brittes y manipular el cuchillo con el que decapitaron y mutilaron al futbolista.

"No se sabe el motivo por el que está en prisión. Todos quedamos sorprendidos", aseguró el abogado defensor Ricardo Dewes, quien alegó que ya que no hay elementos contundentes que justifiquen la detención. Este lunes 19 de noviembre el acusado deberá declarar ante las autoridades.

Daniel Correa, de 24 años, fue asesinado el pasado 27 de octubre
Daniel Correa, de 24 años, fue asesinado el pasado 27 de octubre

Eduardo Purkote, oriundo de San José de los Pinhais, es el séptimo implicado y detenido en este violento asesinato que acabó con la vida de Daniel Correa. Junto a él, también están a disposición de la justicia Edison Brittes, Cristiana Brittes, Allana Brittes, Eduardo Henrique Ribeiro da Silva, Ygor King y David Willian da Silva.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: