(Reuters)
(Reuters)

Este fin de semana los equipos de la Premier League lucieron en su pecho una flor roja, símbolo utilizado en Gran Bretaña desde el final de la Primera Guerra Mundial, para recordad a quienes dejaron la vida en el campo de batalla. Sin embargo, uno de los jugadores del Manchester United saltó al campo de juego sin ella en la camiseta por decisión propia.

Luego de la finalización del partido se desató la polémica en Inglaterra y algunos usuarios en las redes sociales se mostraron ofendidos por la decisión del mediocampista serbio, quien luego explicó sus razones.

El mediocampista de 30 años escribió un mensaje en su cuenta de Instagram para dejar en claro que su intención no fue faltarle el respeto a los soldados ni al país en el que vive actualmente, sino que su negativa se dio en el marco de una experiencia propia.

(Reuters)
(Reuters)

Entre marzo y junio de 1999, la OTAN bombardeó Yugoslavia sin tener autorización de Consejo de Seguridad de la ONU, en un accionar que es considerado como un crimen de guerra por diversos colectivos. Los bombardeos mataron 462 soldados, 114 policías especiales y cerca de 5.000 civiles yugoslavos.

Por aquel entonces, Matic tenía 12 años y vivía en Vrelo, una aldea a menos de 50 kilómetros de Belgrado, ciudad que fue atacada en varias oportunidades durante el conflicto. Su memoria no olvida esos episodios y por eso optó por no lucir la flor.

"No quiero menospreciar el 'poppy' como símbolo de orgullo para los británicos ni ofender a nadie, sin embargo, todos somos producto de nuestra propia educación y esta es una elección personal por las razones expuestas", explicó.

(Reuters)
(Reuters)

Además, comprendió que para los ingleses sea un símbolo de paz pero dejó en claro lo que significa para él esa amapola: "Para mí es sólo un recordatorio de un ataque que sentí personalmente cuando era un asustado niño de 12 años que vivía en Vrelo, ya que mi país fue devastado por el bombardeo sobre Serbia en 1999″.

Matic tiene un fuerte arraigo a su tierra natal, en donde financia dos clubes, varios proyectos para mejorar la infraestructura de iglesias, bibliotecas y lugares públicos y para equipar cuarteles de bomberos. De esta manera, no podía salir a jugar un partido de fútbol que honra a quienes atacaron su hogar.

Luego de su aclaración en Instagram, el nivel de la discusión en las redes sociales bajó y muchos comprendieron al serbio que vistió también la camiseta del Chelsea.

La amapola continuará apareciendo durante todo el mes de noviembre en las camisetas de los equipos de la Premier League, a pesar de que el "Día del Recuerdo" se celebra el 11 de este mes. Este símbolo ha traído varios inconvenientes en el fútbol y en 2016 la Federación Inglesa (FA) fue sancionada con una multa económica de 20 mil dólares por la FIFA luego de que la selección luciera la flor en un amistoso disputado en Wembley. La Casa Madre del fútbol mundial rechaza todo tipo de símbolos políticos y entendió que la amapola lo era.

(Reuters)
(Reuters)

El mensaje completo de Matic:

Reconozco completamente por qué las personas lucen 'poppies', respeto totalmente el derecho de todos a hacerlo y tengo una total simpatía por cualquiera que haya perdido a sus seres queridos debido a un conflicto.

Sin embargo, para mí es sólo un recordatorio de un ataque que sentí personalmente cuando era un asustado niño de 12 años que vivía en Vrelo, ya que mi país fue devastado por el bombardeo sobre Serbia en 1999. Aunque lo he hecho anteriormente, reflexionando, ahora no creo que sea correcto para mí lucir el 'poppy' en mi camiseta.

No quiero menospreciar el 'poppy' como símbolo de orgullo para los británicos ni ofender a nadie, sin embargo, todos somos producto de nuestra propia educación y esta es una elección personal por las razones expuestas.

Espero que todos comprendan mis motivos ahora que los he explicado y pueda concentrarme en ayudar al equipo en los partidos que tenemos por delante.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: