Quién es el chico de 14 años que fue figura de un Clásico y se metió en los libros de historia del fútbol paraguayo

El joven delantero abrió el marcador ante Olimpia y se transformó en el futbolista más joven en disputar un derby en Paraguay

(EFE) Fernando Ovelar fue figura del Clásico paraguayo
(EFE) Fernando Ovelar fue figura del Clásico paraguayo

El nombre y el refinado gol de Fernando Ovelar en el clásico paraguayo entre Cerro Porteño y Olimpia dio la vuelta al mundo. El pequeño de 14 años se convirtió en el futbolista más joven en convertir un gol en la primera división del país y muchos creen que es el futuro del fútbol nacional.

Con 14 años, 9 meses y 27 días el adolescente, lejos de sentir la presión de los 40 mil fanáticos que asistieron al Estadio Defensores del Chaco, abrió el marcador a los 16 minutos y dio qué hablar. El juvenil contaba con tan solo un partido antes de disputar el duelo de tamaña envergadura.

Venía de debutar en la primera división de Paraguay en el empate ante Club Atlético 3 de Febrero por 1-1 y nadie imaginó lo que terminó ocurriendo a la siguiente semana. El centrodelantero salió de titular en el clásico paraguayo y a tan solo 16 minutos del inicio recibió una habilitación de Juan Aguilar y picó la pelota por encima de Alfredo Aguilar, quien lo duplica en edad con 30 años.

El "Mita'i", que en guaraní significa "niño", enloqueció a los fanáticos del Ciclón de Barrio Obrero y fue lo más destacado en los 58 minutos que estuvo en cancha. El número 17 del equipo no sólo se convirtió en el futbolista más joven en disputar un Clásico, sino también en marcar su primer gol en la máxima categoría, quitándole el récord al ex jugador de Olimpia Gustavo Neffa, que disputó el primer derby de Asunción con 15 años, 8 meses y 16 días, el 19 de julio de 1987.

(EFE)
(EFE)

Fernando Ovelar cuenta con un importante antecedente familiar ligado al Cerro Porteño. El pequeño es nieto de Gerónimo Ovelar, quien fue defensor del "Azulgrana" en las décadas de los 70 y 80, y que se consagró campeón con la Selección de Paraguay en la Copa América de 1979.

Si bien el clásico acabó 2-2 nadie le podrá quitar la sonrisa al joven futbolista que estampó su nombre en los libros de historia del fútbol paraguayo. El entrenador español Fernando Jubero, también es un protagonista de la historia ya que lo hizo debutar sin importar la edad y le dio la oportunidad de afrontar ese gran encuentro.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: