Será su segunda batalla del año. Con el antecedente del entretenido 2 a 2 que se dio en mayo, cuando el Merengue también visitó el Camp Nou, el Real Madrid volverá a Cataluña para medirse frente al Barcelona.

Como la última vez que se vieron las caras el título de La Liga ya tenía el nombre del Culé garantizado, en esta ocasión el panorama es diferente: sin Lionel Messi (lesionado) ni Cristiano Ronaldo (actualmente en la Juventus), el clásico más esperado del planeta se vivirá bajo la presión blaugrana y la crisis de la Casa Blanca.

El próximo domingo habrá algo más que el orgullo en juego, ya que los tres puntos podrían ser cruciales para determinar el futuro de Julen Lopetegui, quien no cuenta con el respaldo suficiente por el pésimo presente que atraviesa su equipo. Por lo tanto, una derrota representaría un revés desgarrador para el ex entrenador de la selección española.

(Reuters) Messi se perderá el clálsico por lesión
(Reuters) Messi se perderá el clálsico por lesión

En este contexto, el ex jugador del Villarreal y Arsenal que fue campeón del mundo con Francia en 1998 y actualmente es embajador de La Liga, Robert Pirés, reconoció que se trata de un espectáculo diferente. "Es el partido más grande del mundo y para Lopetegui será muy complicado, porque en el Real Madrid hay mucha expectativa y muy poca paciencia. Ahí hay que ganar siempre, ¡y no es fácil!", dijo el ex volante de 44 años.

"Si se compara a un equipo y al otro, creo que el Barcelona tiene un poco más de ventaja, porque juega de local ante su gente y eso puede aportar una energía extra. Sin embargo, un partido puede cambiar todo", continuó el francés.

Robert Pirés jugó en Villarreal desde 2006 hasta 2010
Robert Pirés jugó en Villarreal desde 2006 hasta 2010

Finalmente, el hombre que ganó 7 títulos con Los Gunners reconoció que los problemas del Real Madrid se pueden basar en las condiciones físicas de Isco, quien "no llegará bien por su lesión", mientras que "Modric y Kroos probablemente sientan el cansancio que les dejó el Mundial de Rusia". Aunque falten los protagonistas principales que marcan la rivalidad de los dos mejores jugadores del mundo, el clásico volverá a escribir una nueva página en la historia del fútbol internacional.

Más sobre este tema