Damir Dzumhur levantando al niño que cayó por su topetazo (AFP PHOTO / Thomas SAMSON)
Damir Dzumhur levantando al niño que cayó por su topetazo (AFP PHOTO / Thomas SAMSON)

El encuentro por la tercera ronda de Roland Garros entre Alexander Zverev y Damir Dzumhur tuvo un instante de desconcierto cuando el bosnio le dio un tremendo golpe a un ball boy que iba en busca de una pelota.

El punto ya había terminado y la bola tomó mucha altura. Dzumhur fue a su encuentro sin percatarse de que el niño estaba haciendo lo mismo. Por la diferencia de contextura, el tenista lo llevó por delante y provocó su caída. Quedó estupefacto al darse cuenta de lo ocurrido.

Inmediatamente lo levantó, le preguntó si estaba bien y le dio un beso antes de que el joven se retirara para ser asistido.

Todo le salió al revés al número 29 del mundo, ya que después cayó en cinco sets con el alemán (2°): fue 2-6, 6-3, 6-4, 6-7(3) y 5-7.

No es el primer episodio que ocurre en esta edición del Grand Slam de París con un ball boy, ya que anteriormente otro había recibido un tremendo pelotazo en su rostro.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: