La jornada 23 de la Liga Iberdrola entre los equipos femeninos de Albacete y Rayo Vallecano fue el escenario de una cuestionable acción de la árbitro del encuentro, que no permitió que se realizara un minuto de silencio por Nayara, una niña de nueve años fanática de "La Franja" y prima de Laura Domínguez, una de las jugadoras.

"En el día de hoy pocos que tengan algo de relación con el fútbol femenino sabían que hay una estrella más en el cielo desde esta semana. Una vez que ambos equipos nos disponíamos a guardar su respetado minuto de silencio, la colegiada decide que no, alegando que habíamos salido tarde", escribió Natalia Pablos, delantera del equipo.

Después de hacer la foto grupal, junto a una camiseta con el número 12, las "Rayistas" se dirigieron hacia el medio del campo. De la misma forma lo hicieron las futbolistas del Albacete. Las 22 protagonistas se colocaron en el contorno del círculo del medio campo, cuando Prieto Martinez las obligó a sacar del centro.

Tras la polémica decisión, una de las representantes del equipo local se acercó al balón, situado en mitad de cancha, lo puso en juego y volvió a pararse con el resto del equipo para completar el minuto.

"En ese momento la colegiada ha empezado a decir que si la estábamos tomando el pelo y que no iba a permitir el minuto de silencio. Sólo hemos pedido que respetara el minuto a lo cual ha respondido con un pitido para finalizar el parón y corriendo hacia nuestra delegada diciéndole que lo anotaría en el acta", sentenció la futbolista internacional con la selección española.

Finalmente el partido se reanudó y transcurrió con normalidad en la Ciudad Deportiva Andrés Iniesta. El Albacete se impuso por 3 a 1 ante el equipo madrileño, que pudo realizar un homenaje a Nayara con el gol del descuento que convirtió Pablos.

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: