Pita Taufatofua, abanderado de Tonga en la ceremonia inaugural de los Juegos 2018 de Pyeongchang, desafió las temperaturas glaciales de Corea del Sur al desfilar con el torso desnudo impregnado de aceite, este viernes.

Taufatofua fue uno de los íconos de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Verano en 2016 en Río de Janeiro, con su indumentaria tradicional de Tonga y mostrando su musculoso torso desnudo, en una imagen que dio la vuelta al mundo.

Pero en agosto de 2016, las temperaturas eran diferentes en el inicio de los Juegos en el estadio Maracaná. Allí participó en taekwondo.

El deportista de Tonga, de 34 años, se enfrentó este viernes a temperaturas de -5 grados centígrados, y una sensación térmica de -10°.

El tongano, que causó sensación con su cuerpo torneado y cubierto de aceite mientras portaba la bandera de su país en la apertura de los Juegos de Río 2016, volverá a ser protagonista en Pyeongchang 2018, en esta ocasión compitiendo en esquí de fondo.

El atleta se entrenó durante un año en roller skis, "la peor cosa que se ha inventado", según sus palabras, en el calor tropical de su isla, antes de enfrentarse a la nieve. Con temperaturas entre 22 y 28 grados todo el año, Tonga no conoce la nieve.

La Federación Tongana de Esquí cuenta con cuatro deportistas: dos especialistas en esquí alpino y dos en esquí nórdico, entre ellos, una mujer. Solo Taufatofua logró el billete para Pyeongchang 2018.

LEA MÁS: