El camboyano Meas Meu llegaba al evento One Championship 68 con un invicto de seis victorias consecutivas para medirse contra el filipino Edward Kelly, quien acabó con su racha en sólo 21 segundos de pelea.

El evento "Global Superheroes" de Filipinas albergó el nocaut más rápido de la empresa y posiblemente el más violento del año, a pesar de haya sido a fines de enero de 2018. Con el triunfo, el luchador de 33 años se sobrepuso a la última pelea en la que cayó ante Emilio Urrutia.

El público que presenció el combate en el Mall of Asia Arena de Manila, capital de Filipinas, quedó encantado con la performance del residente "The Ferocius", que a sólo 21 segundos del inicio, logró conectar una combinación de tres golpes que acabó con su rival.

Un gancho derecho al rostro, otro izquierdo que rebotó en el codo y una patada en la cabeza fue el combo con el que contraatacó una "low kick" del oponente, quien terminó desplomado en la lona después de quedar suspendido en el aire por un instante.

El peso pluma, que protagonizó el nocaut más rápido en la historia del One Championship, resultó ser muy respetuoso con el rival, ya que después del triunfo, quiso averiguar el estado en el que se encontraba Meu y hasta se lo llegó a ver preocupado por el daño que le causó.

Tras vencer a Allen Chong en noviembre del 2017, el camboyano conoció la derrota de la peor forma. El luchador de 27 años no perdía desde su debut, el 25 de mayo del 2014 ante Rin Saroth.

LEA MÁS: