En la disputa del "German MMA Championship", en Düsseldorf, Alemania, se vio de los nócauts más impactantes del año. No sólo por el espectacular golpe del luchador ganador, sino porque previamente hubo una burla que dio un toque de color a la definición.

Marcel Jedidi, de 32 años, estaba tirado en el suelo tras recibir una seguidilla de golpes por parte de Soufian Haj Haddou, de 26 años. Mientras su rival buscaba el mejor ángulo para impactar, Jedidi se llevó sus manos detrás de la nuca como fingiendo a modo de burla que se estaba tomando un descanso en pleno octágono.

El gesto no hizo más sacar la furia de su oponente, quien hizo un salto espectacular y le propinó un terrible puñetazo en la cara. El golpe de Haddou dejó inmediatamente inconsciente a Jedidi, que difícilmente vuelva a mofarse de un contrario durante una pelea.

LEA MÁS: