REUTERS/Kai Pfaffenbach
REUTERS/Kai Pfaffenbach

Si para Argentina el Mundial de 1958 fue "el desastre de Suecia", Italia ni siquiera llegó a calificarlo. Es que, como ocurrió esta tarde, entonces, el conjunto de la península no llegó a clasificarse a la Copa del Mundo. Así como el verdugo en el Giuseppe Meazza fue Suecia, a principios de 1958, la guadaña la portó Irlanda del Norte. Sesenta años después, un gigante a nivel selecciones volverá a mirar la acción a la distancia.

Nueve cupos se repartían entre 27 equipos aspirantes en las Eliminatorias Europeas antes del Mundial de Suecia. A Italia le tocó en suerte el Grupo 8, junto con Irlanda del Norte y Portugal. Y, contra todos los pronósticos, fueron los británicos los que se quedaron con la plaza para la competencia.

Imagen de Suecia 1958, el primer Mundial en el que se consagró Brasil (Wikipedia)
Imagen de Suecia 1958, el primer Mundial en el que se consagró Brasil (Wikipedia)

El camino había comenzado con una victoria para la "Azzurra". El 25 de abril de 1957, en Roma, venció 1-0 a los irlandeses. Como local también celebró 3-0 frente a los portugueses. El tema es que, como visitantes, los italianos tropezaron sus dos encuentros. Portugal lo superó 3-0 e Irlanda del Norte, en el encuentro decisivo, le ganó 2-1. Así, el 15 de enero de 1958, en Belfast, se dio un hecho histórico: Italia, que había alzado la Copa del Mundo en 1934 y 1958, que solo se había perdido por decisión propia la edición de 1930, se quedaba sin su pasaje.

Hubo que esperar 60 años para que el tetracampeón volviera a sufrir una eliminación en la previa al Mundial. Italia tuvo su desastre de Suecia.

LEA MÁS: